El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha alabado la gestión del Ejecutivo en la crisis del coronavirus y ha rechazado las críticas que ha recibido, como la del también expresidente Felipe González, que aseguró que le Ejecutivo parecía «el camarote de los hermanos Marx». Para Zapatero, muchas de las decisiones tomadas en La Moncloa estos meses han tenido un debate «menor» que con un Gobierno monocolor, por lo que ha vaticinado que la coalición saldrá aún más unida de esta situación.

Para Zapatero, esta crisis es mucho peor que la que él vivió en 2008. «Creo que el Ejecutivo ha reaccionado con la medida adecuada —el estado de alarma— y las consecuencias de sus acciones han sido positivas», ha señalado en una entrevista en Cope. El expresidente ha elogiado el «poderoso» plan puesto en marcha en el «terreno socioeconómico» y el «esfuerzo por el diálogo con otras formaciones políticas», que «se ha intensificado». En este sentido, ha considerado que el PP está «más debilitado porque sólo le queda ya entenderse con Vox».

Con respecto a las críticas que está recibiendo el Ejecutivo de PSOE y Unidas Podemos, Zapatero ha manifestado que algunas son «delirantes» y no considera que se reaccionara tarde frente al virus. «Hasta prácticamente bien entrado marzo, la mayoría de médicos y autoridades sanitarias que escuchábamos decían que el coronavirus era algo más que una gripe pero no existía ni de lejos una aproximación de lo que luego pasó. Llevo mal que se piense que se autorizó una manifestación —en referencia al 8-M— por prevalencia de la ideología sobre la salud. La democracia es un sistema basado en la buena fe», ha explicado.

Zapatero se ha mostrado en todo momento en buena sintonía con las tesis de Podemos y ha reconocido que prefería el pacto de Sánchez con Iglesias que con Rivera. «Me parecía importante que un grupo que venía de posiciones antisistema vieran que la democracia es verdad», ha dicho. De hecho, no cree que el vicepresidente segundo del Gobierno haya alentado caceroladas contra la Monarquía. «No fueron contra Felipe VI. En todo caso, como consecuencia de las informaciones sobre el Rey Emérito. Aunque sinceramente, a mí no me gustan las caceroladas ni los escraches. La democracia tiene unos amplios sistemas de libertad de expresión que permiten respetar a las personas y las instituciones», ha contado.

Sobre el acuerdo con Bildu para derogar la reforma laboral, el expresidente ha declarado que es una mera «declaración de intenciones». «Entiendo que el Gobierno tenía que buscar esa mayoría parlamentaria para sacar adelante la prórroga del estado de alarma. Con Bildu o quien hiciera falta para pactar. Creo que hay cosas que mejorar en la reforma laboral, pero me gustaría que el debate político o económico girara sobre qué empleos genera nuestra economía», ha dicho.

«No van a tumbar a Maduro»

Con respecto a Venezuela, Zapatero ha negado que tuviera conocimiento de la escala de Delcy Rodríguez en Barajas a principios de año y ha vuelto a criticar las «cosas exageradas» que se dicen sobre el régimen de Maduro. «La aproximación convencional que se hace sobre Venezuela es muy equivocada y el tiempo me dará la razón. No van a tumbar al Gobierno de Maduro. La única salida es el diálogo. El año y medio de Guaidó sólo ha servido para que la oposición esté más dividida y que el Gobierno de Maduro está más reforzado», ha dicho.

Fuente: ABC

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here