• 19 mayo, 2022 10:15 pm

Varios estudios relacionan el consumo de paracetamol durante el embarazo con el autismo y el TDAH en niños

Son varios los estudios que han puesto en tela de juicio la seguridad del consumo de paracetamol durante el embarazo. Uno de los más recientes, realizado por Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) señala riesgos en la exposición prenatal este medicamento y su posible relación con el desarrollo de trastornos futuros en los menores.

La investigación, publicada en la revista European Journal of Epidemiology, señala en concreto la aparición de síntomas de trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH) o trastornos del espectro autista (TEA) tras analizar a más 73.881 niños de seis países europeos, entre los que figura España. Entre el 14 y el 56 por ciento de las madres habían tomado el fármaco durante la gestación.

Partiendo de los resultados alcanzados en estudios previos sobre el efecto del paracetamol, los científicos constataron que aquellos bebés expuestos ‘in utero’ al tratamiento tuvieron un 19 por ciento más de probabilidades de desarrollar síntomas de autismo y un 21 por ciento más de probabilidades de desarrollar deficit de atención, respecto a aquellos que no habían sido expuestos.

Hallazgos que, según los investigadores, tienen que invitar a extremar las precauciones y limitar el consumo de este analgésico durante el embarazo, aunque puede seguir siendo recetado. Así, consideran que, teniendo las recomendaciones presentes, el paracetamol «no debe suprimirse en las mujeres embarazadas o en los niños», si bien «debe utilizarse sólo cuando sea necesario», matiza Jordi Sunyer, investigador de ISGlobal.

El estudio también analizó los efectos en el consumo de paracetamol en los primeros años de vida del niño. En  caso no se observó asociación entre el paracetamol tomado en la infancia y los síntomas de TEA. Pese a ello, los científicos del ISGlobal recomiendan seguir investigando.

Aunque no se sabe la causa concreta que asocia dichos procesos, consumo del medicamento y aparición de estos síntomas, la hipótesis principal es que  a nivel biológico la exposición a paracetamol en las primeras etapas de la vida pueda alterar el desarrollo cerebral.  Algunos mecanismos propuestos incluyen alteraciones en los factores neurotróficos, una familia de proteínas muy relevante para el neurodesarrollo», explicaba Sílvia Alemany, primera autora del estudio, que tampoco descarta una posible conteribución del estrés oxidativo, mecanismo que se ha relacionado con TEA y TDAH».

Para evitar escollos encontrados en otros estudios, los investigadores utilizaron los mismos criterios para todas las cohortes, reduciendo así la heterogeneidad y armonizando «el modo en que se han evaluado o definido los síntomas de TDAH y TEA, así como qué significa estar expuesto al paracetamol».

Fuente: Redacción Médica

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.