Un acto de vandalismo sobre un vehículo ha destapado un caso mucho más grave en el municipio de Grañén, donde se investigan los presuntos abusos de una mujer sobre un grupo de adolescentes de entre 13 y 16 años de edad.

La mujer, de unos 40 años y vecina de Robresfue detenida la pasada semana y ahora, se encuentra en libertad con cargos. Según diversas fuentes, está siendo investigada por diferentes delitos, entre ellos, el de abuso sexual, conducción temeraria y tráfico de estupefacientes. Algunos de los menores han sido sometidos a pruebas de ADN con el objetivo de confirmar o descartar la existencia de abusos sexuales. También ha sido registrada la vivienda de la mujer, en la que, según diversas fuentes, había estado en alguna ocasión con varios de los menores.

Al parecer, la mujer llevaba unos dos años frecuentando la peña que los menores compartían en las inmediaciones del casco urbano de Grañén, a los que obsequiaba con todo tipo de regalos, desde teléfonos móviles hasta motos o coches. También les suministraba alcohol y marihuana y además, a pesar de su corta edad, les animaba a conducir los vehículos.

Según varios testimonios, la mujer se habría aprovechado de la amistad de uno de sus dos hijos con los menores para entablar una relación con ellos y después, ejercer su influencia sobre los mismos.

La investigación se inició a raíz de otro incidente relacionado con los menores. Un particular dejó muy cerca del local de los jóvenes un vehículo antiguo, con intención de restaurarlo, y al poco tiempo, descubrió que había sufrido graves daños que achacó a los jóvenes. El suceso llevó a los padres y finalmente, a la Guardia Civil hasta el local, donde descubrieron restos de bebidas alcohólicas y drogas, abriendo una investigación que les condujo hasta la mujer, identificada por los menores como la persona que les suministraba los estupefacientes.

Fuente: Heraldo 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here