Otras tres chicas denuncian haber sufrido acoso sexuales cuando eran menores de edad y estaban bajo la tutela del Consell de Mallorca que preside ahora la socialista Cati Cladera y en la anterior legislatura, cuando empezaron los abusos, Miquel Ensenyat, de la formación soberanista Més. En este nuevo  caso, las menores no sufrieron los abusos fuera del centro durante los permisos o las fugas como les ha sucedido a una veintena de chicas sino que fue en el propio internado y por parte de un educador.

Las tres víctimas de los abusos sexuales en centros de acogida del Consell de Mallorca han denunciado ahora los hechos a OKBALEARES y a la Asociación Ardid que lucha por la defensa de los derechos de la infancia y los menores. Esta asociación ya ha puesto el tema en manos de un gabinete de abogados que está ahora preparando la presentación de una denuncia judicial.

Una de las víctimas se llama Laura. Es un nombre ficticio puesto que teme que puedan actuar contra ella. Ha sido madre y no quiere perder a su hijo. Cuenta que cuando tenía 12 años lo estaba pasando mal con su madre y que fue acogida por el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (Imas) e internada en un centro de menores. El Imas es el organismo del Consell de Mallorca que tiene las competencias en la acogida y protección de menores.

Explica Laura que en el centro se burlaban de ella por los problemas que tenía con su madre. Le dijeron incluso, según su relato, que lo mejor que le podía pasar a su madre es estar muerta. Más tarde, cuando tenía 14 años, llegaron el acoso y los abusos sexuales. Laura señala en concreto a un educador que acudía al centro de forma esporádica, cuando había alguna baja. Cuenta que este educador, del que da su nombre y apellido, empezó a bromear con ella. «Pronto las bromas se convirtieron en pellizcos en la barriga y más adelante en abusos sexuales. El educador me tenía totalmente controlada e incluso se apoderó de mi dinero. Yo tenía ahorros y él decía que se los diera para tenerlos bien guardados. Cuando cumplí los 18 años y me tuve que marchar del centro, sólo me dieron 5 euros. Dijeron que era todo lo que tenía».

Laura estuvo en el centro hasta hace dos años. Con ella convivían otras dos menores con las que trabó amistad y que también sufrieron acoso sexual. En este caso no hubo abusos pero estas dos chicas también se disponen a presentar una denuncia.

El presidente de la asociación para la defensa de la infancia y el menor Ardid es Antonio Estela«Lo que les ha pasado a estas tres chicas cuando eran menores de edad y estaban acogidas por el Consell de Mallorca no es un caso aislado. Es algo que se viene repitiendo y que el Govern y el Consell de Mallorca ocultan porque quieren evitar el escándalo. Hay gente en los internados que se aprovecha de la vulnerabilidad de unas menores que sólo buscan acogida, cariño y protección», afirma Estela.

Y añade el presidente de Ardid: «Estos niños y niñas que han sufrido acoso en los centros de acogida no lo podrán olvidar nunca, han quedado marcados para siempre». Estela añade que los abogados ya están preparando la demanda judicial de estos tres casos, que se presentará en breve.

El antecedente

El pasado mes de mayo OKDIARIO ya desveló el primer caso de abusos y explotación sexual dentro del mismo centro de acogida y por parte de un monitor del internado. Un educador que tuvo conocimiento de los hechos presentó la denuncia ante la Policía Nacional, que remitió el caso a la Fiscalía de Menores. Hasta entonces el escándalo era el de la veintena de menores tuteladas que habían sido objeto de acoso y explotación sexual fuera de los centros de menores o bien durante sus días de permiso o salidas permitidas o bien durante alguna fuga, algo frecuente en los internados del Consell de Mallorca por la falta de control. Lo novedoso en aquella denuncia era que los abusos se producían dentro de los centros de menores.

También denuncia que en otro centro de la misma comarca de Manacor una interna llegó a realizar una felación a un educador, que posteriormente fue derivado a un internado de la Península.

Tanto el Consell de Mallorca como el Govern que preside la socialista Francina Armengol han intentado siempre ocultar los abusos a menores tuteladas y han rechazado todas las comisiones de investigación que ha solicitado la oposición en distintas administraciones, incluso en el Congreso de los Diputados.

Fuente: Ok Diario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here