• 3 julio, 2022 9:27 pm

Tres de cada cuatro menores europeos han sufrido abusos en el deporte

Tres de cada cuatro menores fueron víctimas de abusos psicológicos o físicos durante su práctica deportiva, y los niños tendrían más riesgo de sufrirlo que las niñas, según revela un estudio en seis países europeos con 10.000 personas publicado hoy.

La forma más corriente de abuso es el psicológico, que iría desde la falta de consideración por parte de los entrenadores a la pura humillación, afirma este estudio financiado por la Unión Europea. Casi dos tercios de los encuestados declararon haber sufrido violencia psicológica, mientras que el 44% fue víctima de violencia física.

Para el principal autor del informe, el sociólogo del deporte, Mikel Hartill, de la Universidad Edge Hill (noroeste de Inglaterra), los resultados demuestran lo «realmente poco» que han hecho los dirigentes deportivos europeos para proteger a los menores, por lo que, en concreto, deberían hacer «mucho más que desarrollar políticas».

«Evidentemente, nuestras conclusiones son muy preocupantes. En los últimos años hemos visto algunos casos muy mediáticos de abusos de menores en el deporte, pero este estudio nos ayuda a entender mejor la amplitud del problema», declaró Hartill.

Este trabajo, desarrollado en colaboración con la Universidad de Wuppertal en Alemania, se centró en personas de entre 18 y 30 años que hubieran hecho deporte cuando eran menores.

La incidencia más alta de abusos se observó en aquellos menores que habían participado en competiciones a nivel internacional. El estudio pone de relieve que los abusos se daban dentro de la estructura del club y de las organizaciones deportivas.

En total, 10.302 personas de seis países europeos: AustriaBélgicaAlemaniaRumaníaEspaña Gran Bretaña, respondieron a un cuestionario por internet para participar en este trabajo.

La tasa más alta de abusos se observa en Bélgica, con el 80% de los encuestados, y en Austria, aunque es algo más baja, el 70%.Austria es el único de los seis países donde los abusos en las niñas estarían más extendidos que en los niños.

Los autores del informe afirmaron, a su vez, que los datos demuestran la incapacidad de numerosos organismos deportivos para aplicar políticas de protección más allá de los protocolos contra la violencia sexual.

«Por desgracia, los resultados hablan de un sector que hace muy poco para enfrentarse a problemas profundamente enraizados».

«Este problema está muy presente en la naturaleza de las relaciones entre adultos y menores en el deporte», asegura.

Fuente: El Mundo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.