• 4 julio, 2022 4:49 pm

Sustancias químicas que podrían estar alterando nuestras hormonas en comida de McDonald’s, Burger King, Domino´s o Taco Bell

Llega el viernes y lo que más te apetece es hincarle el diente a un jugoso burrito, unas patatas fritas bien pringosas de salsa o una apetitosa hamburguesa con queso. Esporádicamente su consumo no implica mayor problema… pero debes saber que la comida basura está cargada de disruptores hormonales. 

Según explican desde Gizmodo, un nuevo estudio ha hallado sustancias químicas que alteran las hormonas, conocidas como ftalatos, en muchos platos típicos de comida rápida de las famosas cadenas McDonald’s, Burger King, Domino´s Pizza, Pizza Hut, Taco Bell y Chipotle.

Los ftalatos son una familia de compuestos químicos industriales empleados para hacer más flexible y resistente el plástico. Principalmente se emplean para producir cloruro de polivinilo (PVC), o vinilo.

Aunque queda mucha investigación por delante, estudios realizados en humanos y en animales señalan que una mayor exposición a los disruptores endocrinos —que interfieren con la producción de hormonas como la testosterona o los estrógenos— puede tener efectos negativos en el desarrollo infantil, incrementar el riesgo de asma y obesidad o perjudicar a la fertilidad futura.

El principal hallazgo de los investigadores de la Escuela de Salud Pública del Instituto Milken de la Universidad George Washington es que la comida rápida es una de las fuentes de exposición a los ftalatos más elevada. 

Para llegar a esta conclusión se analizaron 64 muestras de alimentos de 6 restaurantes diferentes en el área de San Antonio (Texas), abarcando hamburgueserías, pizzerías y un restaurante Tex-Mex. Sus descubrimientos han sido publicados en la revista Journal of Exposure Science and Environmental Epidemiology.

En total, el 81% de los alimentos contenían ftalato de di-n-butil ftalato (DnBP), mientras que el 70% también contenía ftalato de di (2-etilhexilo) (DEHP), ambos implicados como posibles contribuyentes a los problemas de fertilidad.

Además, cerca del 89% de los alimentos contenían algo de tereftalato (2-etilhexilo) (DEHT), un plastificante sin ftalatos. Estudios sugieren que es un químico más seguro que otros ftalatos, pero no se ha confirmado.

Los productos con niveles más altos de cualquiera de estos químicos fueron los cárnicos, incluyendo las hamburguesas con queso y los burritos de pollo. «Se necesitan regulaciones más estrictas para ayudar a mantener estos químicos dañinos fuera del suministro de alimentos», afirma la autora principal, Lariah Edwards.

Las patatas fritas, que normalmente no se tocan en absoluto por guantes, no mostraron contaminación, aunque el estudio no llegó a una conclusión en firme sobre este punto.

Según los investigadores, una probable fuente de contaminación pueden ser los guantes empleados para manipular la comida rápida, así como los envases de plástico para almacenar los alimentos.

También puntualizaron que los ftalatos y otras toxinas ambientales pueden exacerbar todavía más la brecha de salud entre los grupos más ricos y más pobres de la sociedad, ya que en los vecindarios con menor renta hay más restaurantes de comida rápida y menor acceso a los productos frescos.

Según el Washington Post, los esfuerzos para obtener declaraciones de las seis cadenas involucradas en el muestreo han fracasado. Hasta la fecha, la FDA reconoce estar al tanto de los descubrimientos, pero hasta el momento no ha tomado medidas ni ha emitido ninguna declaración.

Una investigación previa de estos autores llevada a cabo en 2018 analizó las muestras de orina de los estadounidenses que participaron en una encuesta representativa a nivel nacional: aquellos que habían comido en restaurantes de comida rápida recientemente tenían más probabilidades de tener niveles más altos de ftalatos que los que comían en sus hogares.

Los investigadores recomiendan cocinar en casa siempre que sea posible, una opción más económica y saludable que abusar de los pedidos a domicilio o las cadenas de comida rápida.

Fuente: Business Insider

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.