• 5 diciembre, 2022 2:10 am

SOSDesaparecidos denuncia a un presunto pederasta por usar perfiles falsos de integrantes de la Asociación

SOSDesaparecidos lleva a un ciudadano de Vigo a los tribunales por los cargos de «usurpación de identidad, estafa, falsedad documental, coacciones y pedofilia». El hombre se puso en contacto con la asociación hace dos años para denunciar una desaparición que resultó ser falsa. Desde ese momento han aparecido anuncios en páginas sexuales con perfiles falsos en los que se utiliza la imagen y los números de teléfono de las caras visibles de asociación: Fran Jiménez y Joaquín Amills.

La asociación SOSDesaparecidos está viviendo una situación más que complicada e incómoda. Han denunciado a un hombre por los delitos de «usurpación de identidad, estafa, falsedad documental, coacciones y pedofilia». El sujeto en cuestión atiende a las iniciales J.M.Z.G. y es natural de Sevilla aunque desde hace años vive en Vigo.

Este hombre se puso en contacto con la asociación en marzo de 2019 para difundir la desaparición de su padre. «Los apellidos no correspondían con él pero pensamos que se trataba de su padrastro. No era tan extraño», asegura Joaquín Amills presidente de SOSDesaparecidos a Elcierredigital.com. La cosa se complicó unos meses después cuando J.M.Z. volvió a ponerse en contacto con SOSDesaparecidos para pedir que suspendieran la alerta por fallecimiento.

«Nosotros ya sabíamos que el hombre en cuestión había aparecido y que la denuncia de desaparición había sido cesada. Nos pidió entonces ayuda económica para trasladar el cadáver y celebrar el funeral en Caravaca de Cruz (Murcia), curiosamente donde está nuestra sede. Llegó a enviarnos falsos presupuestos de funerarias. Rápidamente nos dimos cuenta de que era una estafa y, como es lógico, nos negamos», continúa contando Joaquín Amills.

A partir de ese momento, en diciembre de 2019, comenzó su hostigamiento a la asociación. Publicó anuncios en la página Milanuncios.com de tipo sexual con Fran Jiménez, secretario general de SOSDesparecidos, como reclamo. Comenzaron las llamadas de tipo obsceno de personas que, llevadas a engaño por los anuncios, se ponían en contacto con Jiménez. El 27 de diciembre de 2019 presentaron su primera denuncia contra este hombre en la guardia civil de Almería.

A finales de 2020 la cosa fue a mayores y Joaquín Amills comenzó también a ser objetivo de este desagradable modus operandi. También otros colaboradores de la asociación comenzaron a recibir llamadas amenazantes e intimidantes a cualquier hora. «Como hemos contado ante la justicia nosotros no podemos tener apagados los teléfonos que usamos para la asociación porque en cualquier momento podemos recibir una llamada importante. Las desapariciones no entienden de horas», explica Amills.

Fuente: El Cierre Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.