El caso se destapó a finales de diciembre de 2018 con la denuncia de un menor de edad en la que aseguraba haber sufrido abusos sexuales por parte de un monitor del colegio Sagrado Corazón de Antequera, lo que desencadenó la detención del docente. Comenzó así la fase de instrucción de la causa a la que ahora han sumado hasta otras cuatro denuncias. La defensa de de uno de los menores ha solicitado el ingreso en prisión y sin fianza del investigado que en la actualidad se encuentra bajo fianza.

La operación fue llevada a cabo por agentes del Cuerpo Nacional de Policía, quienes practicaron el arresto del acusado de abusar sexualmente de un menor de edad en el internado del centro educativo. En concreto, el detenido era un cuidador encargado de los menores internos que duermen en las instalaciones del centro.

Precisamente el día que de su detención acababa el último contrato del docente que llevaba tres años trabajando puntualmente sustituyendo a personal del centro. Tras pasar a disposición judicial, el juzgado de guardia lo dejó en libertad provisional bajo fianza, investigado por abusos sexuales.

Esta semana, el abogado Javier Rincón, representante de uno de los cinco menores que han denunciado abusos, ha pedido al juzgado de Antequera que instruye la causa «el inmediato ingreso en prisión, provisional y sin fianza del presunto autor de estos gravísimos hechos». Fue el pasado jueves, cuando se practicaron diversas diligencias, entre ellas, una serie de declaraciones propuestas por las partes «para aclarar estos gravísimos hechos en los que parece ser que uno de los cuidadores de los menores en horario nocturno habría agredido sexualmente al menos a cinco menores de edad», ha explicado el letrado.

El abogado, que aún no ha tenido acceso a las diligencias, ha informado de que los padres de los menores le han manifestado que existen «pruebas contundentes» respecto de la autoría del docente en las distintas agresiones sexuales. «Parece que han encontrado ropas en el vehículo de este señor, medicamentos y también hay efectuada algún tipo de valoración sobre los menores», ha apuntado.

Por su parte, desde la comunidad educativa del centro han rechazado tajantemente «cualquier tipo de conducta que pueda atentar contra la integridad de los destinatarios de su misión, y sigue trabajando por su protección y bienestar» como recoge en el «código de conducta para la protección de abusos a menores y adultos vulnerables» y en el protocolo local en las casas salesianas.

Tras las declaraciones del abogado, el Colegio Escuela Hogar Sagrado Corazón de Antequera emitió un comunicado en el que han asegurado que desean «esclarecer la verdad de cualquier incidente». «Hasta la fecha de la detención no se había tenido ninguna noticia sobre un posible caso contra la integridad de nuestros menores», han afirmado.

Desde el colegio antequerano han insistido en que desde que surgió la investigación «el centro ha colaborado con la policía en todos aquellos aspectos solicitados». Asimismo, se han mostrado «totalmente disponibles» a seguir colaborando con la investigación.

Sobre el educador implicado en este caso, han recordado que «prestaba un servicio de sustituciones temporales que finalizaba el día de su detención y que, en la actualidad, no tiene relación laboral con el centro». Desde hacerse pública la investigación siguen con «la obligación de procurar atención y seguimiento a los menores y sus familias».

«Por este motivo, y desde que se comunicaron los hechos, nos mantenemos en una actitud de escucha y acompañamiento de las familias y de colaboración con la investigación en curso. Por respeto al procedimiento judicial que está en marcha, evitaremos hacer declaraciones ni valoraciones, más allá de este comunicado oficial», han concluido.

Fuente: Diario sur

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here