Los Mossos d’Esquadra han solicitado la colaboración ciudadana para localizar al hombre que supuestamente ha matado a su hijo de dos años en un hotel de Barcelona.

Este hombre, de quien se ha difundido la foto a través de las redes sociales oficiales del cuerpo de seguridad catalán, se llama Martin Ezequiel Álvarez Giaccio. Tiene 44 años, mide 1,78 de altura, lleva el pelo rapado, es de tono de piel moreno, ojos marrones y complexión atlética.

Se solicita que si alguien tiene alguna pista de su paradero llame al 112.

Los Mossos investigan la muerte del niño de 2 años en un hotel de Barcelona. Según ha adelantado la Cadena Ser esta mañana, los hechos ocurrieron el martes de madrugada. Hasta el lugar se desplazaron cuatro ambulancias, una de ellas pediátrica, pero los sanitarios, que encontraron al niño inconsciente y con la cara morada, no pudieron hacer nada por salvar su vida. Después de analizar todos los vídeos captados por las cámaras del hotel, los investigadores han podido confirmar que el padre del pequeño huyó del lugar saltando la valla de la piscina del hotel.

Así es el supuesto filicida

Martín Ezequiel Álvarez es licenciado en Economía por la Universitat de Barcelona y ha trabajado sobre todo en entidades financieras. Según su propio perfil profesional, él mismo se define como una persona «versátil, sincera y empática».

Álvarez Giaccio es de origen argentino donde completó parte de sus estudios superiores para en el año 2002, recalar en la ciudad condal.

Tras asesinar a su hijo, huyó del hotel

Los hechos sucedieron hacia las 22.00 horas de este pasado martes y el Sistema de Emergencias Médicas (SEM) envió cuatro ambulancias, una de ellas pediátrica, al Hotel Concordia, ubicado en la  avenida del Paral·lel de Barcelona, pero los sanitarios, que encontraron al niño de dos años inconsciente y con la cara morada, no pudieron reanimarlo. Los Mossos han abierto una investigación para averiguar las circunstancias de este suceso y su autoría, y buscan como presunto autor de los hechos al padre del pequeño para detenerle.

Después de analizar las cámaras de seguridad, los investigadores han comprobado que se escapó saltando la valla de la piscina del hotel, pasadas las diez de la noche, y que había huido hacia Montjuïc. Poco antes, había salido de la habitación, en la séptima planta del Hotel Concordia, para comprobar que no había nadie en el pasillo.

La madre habría llamado alertando de que el padre se había llevado al niño a un hotel de Barcelona y que le enviaba mensajes diciéndole que “se arrepentiría”,

Fuente: Levante

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here