• 19 mayo, 2022 9:57 pm

Rescatan a cuarenta menores que sufrían de mala praxis de una escuela judía ortodoxa en Francia

Los servicios sociales se hicieron cargo de unos cuarenta alumnos de la escuela en Francia

Una cuarentena de menores han sido rescatados este martes de una escuela ultraortodoxa judía, cuyos 16 responsables están bajo custodia policial por posibles malos tratos y sospechas de prácticas de secta, informaron las autoridades judiciales.

La prensa francesa se hizo amplio eco de este suceso, cuya investigación coordina la Fiscalía de Meaux y sucedido en Bussières, a unos 75 kilómetros al este de París.

Los responsables de la escuela Beth Yossef fueron detenidos este lunes, dentro de una investigación iniciada tras varias denuncias de alumnos fugados.

En julio, un alumno estadounidense se fugó para buscar refugio en la embajada de Estados Unidos en París. De noviembre a diciembre, otros adolescentes también se escaparon.

Estos testimonios, en los que antiguos alumnos evocan “haber sufrido violencia”, fueron trasladados a la policía francesa en julio, agregó Kroitoru.

La televisión pública israelí investigaba desde hace varios meses este centro hasta “recabar una treintena de testimonios [de alumnos] desde los años 2000”, indicó a la AFP el documentalista Dubi Kroitoru, coautor de un film sobre la escuela.

Los jóvenes rescatados, de nacionalidad estadounidense e israelí, tienen entre 12 y 18 años de edad y han sido colocados bajo la supervisión de las autoridades de menores (ASE).

Los alumnos, muchos de los cuales menores no declarados que no hablaban francés, estaban expuestos a encierros, a la confiscación de sus documentos de identidad, a maltratos, a la ausencia de acceso a educación y cuidados, según el ministerio público.

Los menores, sin “autoridad parental en el territorio francés”, fueron acogidos de manera provisional por los servicios sociales, indicaron las autoridades. El lunes, 16 responsables de la escuela fueron detenidos.

En un comunicado, la fiscal de Meaux, Laureline Peyrefitte, detalló que en el establecimiento se dieron “actos de maltrato, con unas condiciones de vida degradadas”. El canal BFMTV mostró varias imágenes de las insalubres instalaciones de la escuela.

La yeshivá incriminada, donde los residentes carecían de celular, de internet y de un real contacto con la sociedad, pertenece a uno de los movimientos más rigoristas del jasidismo. Este está muy presente en Israel y Estados Unidos, pero poco en Francia.

Aunque los padres de los alumnos en pensión pensaban que confiaban sus hijos a un centro con una reputación dura pero seria, la fiscal francesa Laureline Peyrefitte describió que las condiciones en el establecimiento eran “abusivas”.

Las familias de los alumnos están impactadas. “Nos habían hablado de paseos por el bosque, de cursos de esquí. Parecía la escuela de Harry Potter”, indicó a la AFP Rivka Azoulay, de 26 años y hermana de un alumno de 13 años que llegó la semana pasada desde Jerusalén.

Fuente: La Patilla

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.