Una megacausa internacional por «abuso sexual contra niñas y niños y adolescentes» con origen en los Estados Unidos motivó una batería de allanamientos en la ciudad de Buenos Aires y diez provincias argentinas. En total, se llevaron a cabo 74 operativos simultáneos -más de la mitad de ellos fueron en el AMBA- con un saldo de total de 29 personas detenidas.

La pista que disparó los procedimientos en la Argentina surgió de la operación internacional denominada “Luz de Infancia VIII”el mismo operativo por el que hace dos años terminó preso y condenado el pediatra del Hospital GarrahanRicardo Russo.

Esta megacausa fue iniciada por el Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos (United States Departamento Homeland Security) y la Secretaria Nacional de Seguridad Pública de Brasil.

La nueva investigación, que involucró a siete países, se inició en agosto del año pasado. En Argentina identificaron 64 objetivos cuyas conexiones se realizaron desde distintos domicilios ubicados en CABA y las provincias de Córdoba, Entre Ríos, Chaco, Santa Fe y Buenos Aires.

Según fuentes policiales, la División de Delitos Cibernéticos contra la Niñez y la Adolescencia de la Policía Federal Argentina (PFA) realizó en la Ciudad tres inspecciones en los que tres hombres terminaron detenidos.

Los voceros detallaron que secuestraron catorce teléfonos celulares, cuatro notebooks, dos CPUs, doce pendrives y diez discos rígidos, entre otros dispositivos tecnológicos.

 De acuerdo a las fuentes, los detectives utilizaron «el software P2P para captar información de usuarios que descargaban y compartían material con contenido de explotación sexual infantil». Para ello utilizaban plataformas como Ares Galaxy, Phex, Shareaza, Limewire, eMule, Vuze o BitTorrent, entre otros.

«Cuando una persona instala estos programas de intercambio de archivos, es consciente  que una de las principales características de una red P2P consiste en que cualquier usuario puede acceder al contenido de sus carpetas», señaló un vocero.

La detención del pediatra del Garraham

El ex jefe de Inmunología y Reumatología del Garrahan, por ejemplo, utilizó el eMule y, de acuerdo a la investigación, compartió más de 270 archivos con contenido pornográfico, entre el 9 de febrero y el 22 de agosto de 2018.

Cuatro días antes de que la policía allanara su domicilio en el barrio porteño de Núñez, a las 21.09, “distribuyó un total de siete archivos de video en los que se observan a niñas de corta edad, aproximadamente de entre 8 y 12 años, filmándose ellas mismas en actividades sexuales explicitas o bien exhibiendo sus partes genitales con una clara connotación sexual”.

Además, en las dos computadoras personales que fueron secuestradas en su casa, encontraron un total de 778 fotos y 69 archivos de video “en los que se observa a niñas y niños de entre 6 meses y 12 años en actividades sexuales”. Russo cumple actualmente una condena a ocho años y medio de prisión.

Fuente: Perfil

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here