• 5 diciembre, 2022 3:10 am

Piden dos años y medio de prisión para el ex presidente del Valencia Pedro Cortés por abusos a un menor

El caso Pedro Cortés sigue su cursos en los juzgados. La familia del menor que supuestamente recibió abusos sexuales por parte del ex presidente del Valencia y delegado de la selección española de fútbol, demanda dos años y medio de cárcel.

En el escrito provisional presentado por el abogado de la acusación, se demanda la prisión de dos años y medio, cuatro años de libertad vigilada, cuatro años de alejamiento y una indemnización de 6.000 euros. En dicho escrito, el letrado argumenta que Cortés utilizó su calidad de representante del jugador para abusar del mismo.

Un año de diligencias

El caso Pedro Cortés se hizo publico el pasado mes de enero cuando fue presentada una denuncia de abuso por parte de un jugador de la cantera. El Valencia llegó a sacar un comunicado eximiéndose de toda responsabilidad al ocurrir los supuestos hechos fuera de sus instalaciones y poniéndose a disposición de la justicia para colaborar en todo momento. En la denuncia se presentaron varios mensajes entre Cortes y el canterano y las declaraciones de una amiga del menor y de su instructor en la Academia del Valencia.

Duro informe de la Fiscalia

El informe de la Fiscalía, contenía un relato muy detallado de lo que supuestamente ocurrió entre Cortés y el menor y en un principio se pedías dos años de prisión, algo que la acusación particular eleva a dos años y medio. Dicho informe relataba lo siguiente:

«Como consecuencia del contacto que el acusado Pedro Cortés García, mantuvo con el menor, y debido al reconocimiento del acusado en el mundo del futbol, se fraguó una relación de confianza del menor con el acusado. Como en otras ocasiones, el acusado, el día 22.11.20 invitó al menor, a comer junto con su familia, por lo que sobre las 13.00 horas del referido día recogió al menor en la Ciudad Deportiva del Valencia, desplazándose ambos hasta el Restaurante Casa Roberto de la ciudad de Valencia, donde comieron con otros familiares del acusado; en un momento dado durante la comida, el acusado con ánimo libidinoso se aproximó al oído del menor, y le susurró ‘te voy a comer enterito’, si bien la comida continuó con normalidad. Una vez finalizada la comida, el acusado, Pedro Cortés García, junto con el menor, se dirigió en su vehículo de nuevo hacia la Ciudad Deportiva del Valencia CF donde reside el menor; en el referido trayecto en un momento dado el acusado, guiado por su ánimo libidinoso, mientras mantenía su mano izquierda en el volante del vehículo, posó su mano derecha en el muslo izquierdo del menor comenzando a hacerle masajes en forma circular, desplazando su mano el acusado hasta la zona genital del menor llegando a colocarla sobre el pene del mismo, momento en que el menor, apartó la mano del acusado quien acto seguido le dijo al menor ‘vida hay solo una y hay que disfrutarla'»

Fuente: Marca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.