Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han acudido tres veces, en menos de 24 horas, al centro tutelado de menores Norai (Son Roca) alertados por el personal de las instalaciones y los vecinos por la oleada de violencia, actos vandálicos, sexo y descontrol de algunos de los internos.

Sobre las 17:45 horas del sábado, un menor, de nacionalidad argelina, intentó acceder a unas dependencias restringidas del centro. Cuando los educadores se lo impidieron, el chico reaccionó de forma muy violenta y agresiva siendo necesaria la presencia policial. Esta es la versión ofrecida por los trabajadores del lugar a los agentes que acudieron al lugar del suceso en primera instancia, pero se sospecha que el incidente fue de mayor gravedad y que se intentó restarle importancia.

Unas horas más tarde, los vecinos volvieron a solicitar la presencia policial alertados por los gritos, golpes y discusiones que se escuchaban procedentes del interior del recinto.

Este domingo, a primera hora, desde las ventanas del centro se podía ver a algunos internos asomados a las mismas mientras se masturbaban. Unas horas más tarde, la Policía Nacional tuvo que desplazar un coche patrulla porque un educador y un intérprete tuvieron problemas serios con un interno (adolescente) muy violento y agresivo.

En las inmediaciones del centro tutelado del IMÁS es frecuente encontrarse a los internos fumando marihuana, atemorizando al barrio, haciendo botellones o saltando de ventana en ventana desde un segundo piso de altura. Las peleas entre los menores son constantes, muchas de ellas con armas blancas. Por su parte, la Policía Local de Palma y el Cuerpo Nacional de Policía no cesan en llevar de regreso al edificio a los adolescentes ‘cazados’ robando carteras en el centro de Palma y en la Platja de Palma.

Fuente: Última Hora

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here