Los niños han sido durante toda la pandemia grandes protagonistas en torno a todas las noticias que se generaban sobre cómo les afectaba el coronavirus o como ellos parecían ser «grandes» contagiadores, pero no se habían incluido hasta la fecha en los ensayos de las vacunas que finalmente se aprobaron, algo que cambia por fin ya que Moderna ha anunciado que comienza ahora a probar su vacuna en niños entre 6 meses y 12 años.

En el estudio, los investigadores administrarán dos inyecciones con 28 días de diferencia entre la vacuna Moderna o un placebo de solución salina a los niños. Los niños que vayan a recibir la vacuna recibirán una de las tres posibles dosis, desde 25 microgramos hasta 100 microgramos, la misma dosis que obtuvo autorización de emergencia para su uso en adultos por parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos en Estados Unidos.

La idea de Moderna para su estudio o ensayo con su vacuna, es la de poder contar con 6.750 niños de EE. UU. y Canadá, llevándose a cabo en al menos ocho estados, desde Arizona y California hasta Carolina del Sur y Texas.

Actualmente, la vacuna COVID-19 de Moderna está autorizada solo para personas mayores de 18 años. Después de que los niños en el estudio reciban las vacunas, los investigadores estarán atentos a cualquier señal de que tengan dificultades para tolerar la vacuna, así como su eficacia para protegerlos contra el SARS-CoV-2, el virus que causa el COVID-19.

Para monitorear los efectos de la vacuna en los niños, los médicos se comunicarán con las familias a través de dos visitas en forma telemática después de cada inyección, seguidas de controles mensuales. También se les pedirá a los padres que rellenen un diario a través de sus smartphones.

El estudio infantil, que se está coordinando con el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas, se pone en marcha un año después de que el primer participante adulto recibiera una inyección de la vacuna Moderna durante los ensayos iniciales en marzo pasado.

Pfizer comienza los ensayos de su vacuna en adolescentes

Por otro lado, Pfizer también está probando su vacuna en jóvenes. La compañía estudiará los efectos de su vacuna en niños de 12 a 15 años, y dijo que ha inscrito completamente el estudio con 2.259 participantes.

Pfizer planea compartir datos de ese estudio en la primera mitad de 2021, según Jerica Pitts, directora de relaciones globales con los medios de la compañía, además de explicar que Pfizer aún no ha comenzado un estudio pediátrico separado para su vacuna que se enfocaría en niños menores de 12 años.

En la declaración de Moderna sobre su nuevo estudio COVID-19, la farmacéutica no dio una actualización sobre su esfuerzo para probar la vacuna en personas de 12 a 18 años. Pero un representante de la compañía ha declarado al portal NPR que Moderna ya está trabajando para estudiar los efectos de la vacuna en los adolescentes, y de hecho, después de haber anunciado ese ensayo en diciembre, ha cumplido su meta de inscripción de 3.000 participantes, dijo el representante.

Fuente: Ok Diario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here