• 30 septiembre, 2022 12:53 am

Maradona viajaba habitualmente a Cuba para mantener relaciones con menores de edad

El futbolista argentino Diego Armando Maradona mantuvo relaciones íntimas con una menor de edad en Cuba, con quien inició un “noviazgo” en 2001, publicó esta semana el diario argentino Infobae en un artículo presentado como historia de amor, sin analizar la carga de la relación ni los presuntos abusos del deportista, entonces de 40 años, contra la adolescente.

Maradona conoció a Mavys ―el medio no especifica su apellido― en el Hotel Meliá de Varadero, adonde la joven de 17 años había acudido con su madre, una de las mucamas de la instalación turística.

Por iniciativa de uno de sus asistentes, el futbolista intentó acercarse a Mavys, quien, como el resto de los cubanos podía ser acusada y condenada por la figura penal de “asedio al turismo”.

Aunque la adolescente se mantuvo “tímida” tras el acercamiento de Maradona, el futbolista argentino insistió en volver a verla e incluso en conocer a su familia. Finalmente inició un “noviazgo” con Mavys, el cual se extendió por casi dos años, especifica la publicación.

En esa época Maradona se encontraba internado en la clínica internacional La Pradera, donde recibía tratamiento para su adicción a las drogas. Ese fue el lugar adonde llevó a Mavys, quien residía en Matanzas. “Ambos pasaban largas jornadas encerrados sin que nadie los viera asomarse de la habitación. Pero esto, dicen, también tenía que ver con los celos del astro, que no quería que ningún hombre osara siquiera mirar a su chica”.

Poco después, Maradona se empecinó en hacer que Mavys viajara a Argentina, a presenciar un partido de fútbol organizado como homenaje al astro argentino. “Pero la realidad es que ningún cubano podía dejar el país sin una misión oficial o un motivo convincente. Y así fue que pensó en llevarla en una valija a la que le había mandado a hacer orificios necesarios como para que la joven pudiera respirar”, asegura la publicación argentina.

Finalmente, Maradona fue persuadido y desistió de la desquiciada idea. Sería el propio dictador Fidel Castro quien permitiría a Mavys viajar a Argentina “con la condición de que regresara a la Isla al término de no más de 20 días”.

Tras el viaje, “la joven cubana, de cuya existencia nadie sabía y de quien no debía aparecer ninguna foto, se alojó en el Hotel Hilton junto al astro. En otro piso, cuentan, estaba Cibilla [expareja de Maradona]. Y en otro, Claudia [otra expareja de Maradona] y sus hijas. Pero la realidad es que en esas fechas la agenda de Maradona estaba demasiado apretada como para poder dedicarse a cualquiera de ellas. Así que mandó a hacer unos paraguas con los colores xeneizes y la leyenda ‘Mavys te amo’, a modo de guiño. Y dejó que sus amigos más íntimos se encargaran de cuidarla”.

Al regresar a la Isla, cuando Mavys cumplió 18 años, Maradona le organizó una “súper fiesta” en el Havana Club, “un lugar reservado exclusivamente para militares y personalidades de la alta sociedad al que el astro pudo acceder gracias a su amistad con Castro”.

La relación siguió hasta el año 2003 y fue paralela a la que el astro mantenía, a pesar de algunas intermitencias, con Cibilla. Es verdad que, por entonces, Diego también recibía a otras mujeres en La Pradera. Y Mavys lo sabía. Sin embargo, cuando apareció Adonay Frutos, la cubana que terminó haciendo público su romance con Maradona, la joven decidió ponerle fin a su historia de amor con él”.

Tras su relación con Mavys, Maradona, de 43 años en ese momento, comenzó un nuevo noviazgo con otra cubana, Adonay Fruto, de 19.

Aunque presentada como “historia de amor”, no es la primera vez que la prensa revela las relaciones de Maradona con menores de edad, particularmente en Cuba, así como las fiestas sexuales del futbolista en la Isla.

Tras su muerte, en 2020, el portal de noticias argentino Nexofin reveló dos fotos de Maradona acompañado de dos jóvenes completamente desnudas. Las imágenes, según el medio, corresponden al período en el que el futbolista viajó a la Isla, entre 2000 y 2004, para recuperarse de su adicción a las drogas.

En 2019, el abogado del futbolista argentino ya había reconocido que su cliente tenía al menos tres hijos en Cuba, donde contaba con la venia del régimen y específicamente de Fidel Castro para dar riendas sueltas a todos sus deseos.

Fuente: Cubanet

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.