• 25 septiembre, 2022 5:38 pm

Macrooperación en España contra la pedofilia se salda con 10 detenidos y más de 30.000 archivos incautados de extrema dureza

Un total de 10 personas han sido detenidas en 8 provincias acusadas de tenencia y distribución en internet de material pedófilo de extrema dureza. En el transcurso de la operación policial se han llevado a cabo 12 registros domiciliarios por toda la geografía española y se han intervenido dispositivos electrónicos que almacenaban más de 30.000 archivos pornográficos protagonizados por menores, algunos de ellos de muy corta edad. Las investigaciones comenzaron en 2019 y las detenciones se han practicado en las provincias de Alicante, Barcelona, Cádiz, Castellón, Guipúzcoa, Madrid, Málaga y Soria. Todo ello, según informa la Policía Nacional.

Según el relato policial, las detenciones se han alargado desde julio de 2019. Pero debido a la complejidad presentada por alguno de los investigados, se prolongaron hasta febrero de este mismo año, cuando se llevó a cabo la última de esas detenciones. Entre los arrestados, se encuentra un varón, de 48 años de edad, que residía en Barcelona junto a sus padres y que fue detenido cuando supuestamente se encontraba descargando y compartiendo archivos de explotación sexual infantil con otro usuarios. Se le intervinieron más de 20.000 archivos que, según las mismas fuentes, se encontraban perfectamente organizados, clasificados y almacenados en numerosos equipos informáticos.

Otro varón, de 53 años en este caso, fue detenido en la provincia de Castellón. Desde el inicio de la investigación hasta el cierre de la misma, el pasado febrero, supuestamente y siempre según el relato policial, había llevado a cabo la descarga y distribución de miles de archivos a través de redes P2P. Tras identificar al titular de la conexión desde la que presuntamente se distribuían estos archivos, se realizó una primera entrada y registro. Los agentes comprobaron que esa conexión a internet estaba siendo vulnerada.

El autor de la vulneración fue identificado tras 2 años de trabajo. En el registro de su domicilio, los agentes intervinieron las antenas y diversos amplificadores de red wifi, así como el software y los manuales que, presuntamente, le permitieron vulnerar conexiones en los últimos años. En el transcurso de la operación, los agentes han intervenido 7 ordenadores, 4 teléfonos móviles, 22 discos duros, una tablet, 7 tarjetas de memoria, 25 pendrives, 12 DVD/CD-ROM, un extensor y 3 antenas receptoras de wifi. También, diversa documentación escrita. Todo ello, siempre según el relato policial.

Fuente: Ok Diario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.