• 30 septiembre, 2022 4:40 am

Las víctimas del empresario zamorano encarcelado por abusos eran menores

Las víctimas del acusado de abusos sexuales ingresado en prisión provisional el 19 de febrero son todas menores de edad y del círculo de amistades del zamorano, es decir, hijas de amigos del empresario con arraigo en la capital. Se trata de un varón de unos 50 años que responde a las iniciales P. F. R., según ha podido saber LA OPINIÓN-EL CORREO DE ZAMORA.

La denuncia de los padres de una de las menores habría puesto al descubierto varios casos de adolescentes a las que el investigado habría sometido a vejaciones de carácter sexual, para lo que se aprovecharía de la confianza de las niñas, a las que conocía por su proximidad a sus familias.

Una primera denuncia que desencadena muchas otras

Esa primera denuncia habría desencadenado las otras, de las que aún no ha trascendido el número por el secreto de las actuaciones decretado por el juez para proteger a las víctimas menores de edad y por la complejidad de los casos y, por tanto, de la investigación que dirige el magistrado del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de la capital.

Rapidez en la actuación

La Unidad de Atención a la Familia y Mujer (UFAM) de la Comisaría de Zamora actuó con suma rapidez ante la gravedad de los delitos de abusos, una investigación que dio sus frutos en muy poco tiempo, tras recabar el testimonio de la primera familia que acudió a la Policía Nacional.

Un abogado privado

El investigado por varios delitos contra la libertad sexual, en este caso de mujeres, permaneció en los calabozos de la Comisaría de Zamora desde el viernes, 18 de febrero, hasta la mañana de ayer. El zamorano declinó la asesoría jurídica del abogado del turno de oficio y solicitó la asistencia de un letrado privado. El profesional fue el encargado de defenderle este sábado por la mañana al interrogatorio en sede judicial, en presencia de una representante de la Fiscalía Provincial que solicitó la prisión provisional al magistrado, quien dictó el auto pasado el mediodía, según ha podido conocer este diario de fuentes cercanas al caso.

En busca de indicios

Los agentes de la UFAM llevaban un tiempo recabando datos para determinar si podía haber indicios suficientes de que el zamorano hubiera violado o abusado sexualmente a varias víctimas en Zamora, una actuación que culminó el viernes con su arresto y su rápido ingreso en la macroprisión de Topas, auto judicial firmado en poco más de 24 horas tras la detención.

Se trata de un “caso complejo”, circunstancia que explicaría que el magistrado haya decretado ese secreto de actuaciones, según la información recabada por este diario.

Fuente: La Opinión de Zamora

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.