Compartimos con los suscriptores de Nostra Tv una excelente entrevista realizada por donostitik.com al abogado Mario Díez sobre el caso #KoteCabezudo

No hay precedentes en Donostia de un juicio de la magnitud de éste. Tanto desde el punto de vista temporal (más de 30 años de presuntos delitos) como por su naturaleza (abusos sexuales a menores). Aunque el proceso encara su recta final las denunciantes tendrán que esperar hasta 2021.

Delitos perpetrados durante más de 30 años que incluyen prácticas como pornografía infantil, agresión sexual y coacciones. Y todo ello en una ciudad como Donostia. La historia del fotógrafo erótico Kote Cabezudo, hasta hace no mucho un miembro respetable en determinados foros de esta ciudad, abre los ojos e invita a la reflexión aunque está rodeado de mucho ruido.

El juicio que una veintena de mujeres espera como agua de mayo para pasar página se ha retrasado y presumiblemente se celebrará en el primer trimestre de 2021. En todo caso el proceso encara la recta final de la mano del controvertido abogado de las denunciantes, el asturiano Mario Díez, muy querido por ellas (fue él quien logró despertar el caso) y muy cuestionado desde otros sectores por su manejo en las redes y, en general, por sus formas. Más todavía en un caso como éste que resulta francamente incómodo.

El juicio se preveía para las próximas semanas. ¿Es un jarro de agua fría para las víctimas que haya que seguir esperando?
Las víctimas están deseando poner fin a todo esto de una vez. Quieren obtener justicia y reparación cuanto antes para poder pasar página y seguir con sus vidas. Unas lo llevan mejor y otras peor. Pero lo que es indudable es que desde el 4 de mayo de 2018, fecha de ingreso en prisión provisional de Kote Cabezudo, todas lo sobrellevan con mucha más tranquilidad. La tranquilidad de saber que las posibilidades de Kote Cabezudo para coaccionarlas y represaliarlas (algo por lo que ha recibido una condena firme) ahora mismo son mínimas.

¿Cuántas son las denunciantes que han llegado al final de este proceso?
Yo represento como acusación particular a 17 mujeres. Y otras 4 denunciantes más, que no se han personado en el procedimiento, verán defendidos sus derechos o al menos así debería ser por el Ministerio Fiscal. Varias de esas 21 mujeres eran niñas cuando se produjeron los hechos objeto de acusación.

¿Están fuertes?
Las víctimas están todo lo fuertes que se puede estar tras sufrir lo que han sufrido. Si a mí, tras siete años y medio de procedimiento, ver el material incautado me ha dejado huella, imagínese. Y hablamos además de un procedimiento durísimo en el que las víctimas se han sentido humilladas y vejadas durante un lustro por la Instructora Ana Isabel Pérez Asenjo, sufriendo escandalosas resoluciones no ajustadas a Derecho que sistemáticamente protegían a su agresor.

Hay que tener en cuenta que hasta cinco mujeres se han querellado ya contra Pérez Asenjo y vienen más en camino. Es muy duro representar a una víctima de gravísimas agresiones sexuales, acreditadas videográficamente, y que con lágrimas en los ojos un día te diga que se está sintiendo incluso más violada por la jueza instructora que por Kote Cabezudo. La sensación de impotencia es devastadora.

¿Cuántas mujeres considera que puede haber afectadas por este caso?
Una víctima que yo represento sufrió hechos que datan del año 1988, es decir, hace 32 años. Son más de tres décadas con un modus operandi reiterado. Aparte de las 21 mujeres que aparecen en la causa yo he recibido testimonios directos de otras tantas que sin embargo no están dispuestas a pasar por el vía crucis judicial.

Por otro lado analizando el material que circuló por internet uno intuye cuál pudo haber sido libremente consentido y cuál, a la vista de lo que ya se había sustanciado en la causa, resulta indiciariamente delictivo. Y créame, era ingente. Además Kote Cabezudo presumía de haber hecho fotos a más de 450 modelos durante todos estos años…

Con esas cuatro premisas cada cual puede hacerse una idea de las cifras del horror. Yo personalmente tengo el convencimiento de que el número de afectadas, aún siendo generosos con el acusado, supera muy ampliamente el centenar.

Usted logró que el caso comenzara a moverse a raíz del vídeo de denuncia que publicó en las redes en 2018. ¿Cómo comenzó su relación con este caso?
Yo me licencié en Derecho en el año 2000 y, tras ejercer la abogacía durante ocho meses, lo que vi en los Juzgados me pareció una cloaca irrespirable. Así que muy decepcionado dejé el ejercicio de la abogacía y a partir de junio de 2001 me dediqué profesionalmente a la fotografía. A finales de 2012 una modelo de fuera del País Vasco me trasladó su problema con Kote Cabezudo. Trató de resolverlo extrajudicialmente, pero finalmente hubo que interponer una querella por estafa, injurias y revelación de secretos en enero de 2013.

Con ello retomé mi colegiación como abogado ejerciente y a raíz de la querella inicial y de las cosas raras que empecé a ver en el Juzgado de Instrucción 4 de Donostia comenzó a aflorar todo el reguero de víctimas de abusos sexuales, de pornografía infantil, corrupción de menores y demás delitos por los que hoy Kote Cabezudo está procesado. Y finalmente se dieron todas las circunstancias que hicieron posible que este escándalo que llevaba 30 años silenciado por las instituciones saliera a la luz.

Varios compañeros abogados en Gipuzkoa me han transmitido que jamás un abogado donostiarra habría podido llevar algo como esto adelante. Hágase a la idea de la sensación de mafia que subyace entre los propios profesionales de la abogacía.

¿Finalmente se han retirado todos los vídeos de los abusos?
El trabajo del Magistrado don Julián García Marcos ha sido a este respecto impecable. Durante más de dos años y medio Ana Isabel Pérez Asenjo no movió un solo dedo para la retirada de la pornografía infantil de Kote Cabezudo pese a que conocía a la perfección y tenía plenamente documentada su existencia, la confesión del propio Cabezudo respecto a que se trataba de niñas menores de edad, dónde se encontraba alojada en internet y el precio que se cobraba por su descarga. Tan demencial como suena.

Desde el mismo día que el nuevo Magistrado se hizo cargo del Sumario tras la imputación de Ana Isabel Pérez Asenjo por un delito de omisión de su deber de perseguir los delitos de Cabezudo, todo su empeño se ha dirigido a la retirada de dicho material y a subsanar las omisiones de su predecesora. A día de hoy le diría que el 90% del material delictivo ha sido suprimido de las webs en las que se encontraba. Y se sigue trabajando para llegar al 100%.

La pasada semana se consideró prescrito el delito de falsedad documental en relación con las víctimas menores de edad. ¿Las prescripción de los delitos es el principal escollo que atraviesa este juicio?
He de comenzar aclarando que la prescripción invocada por la Magistrada del Juzgado de lo Penal nº1 en el delito de falsedad documental recientemente juzgado va a ser recurrida ante la Audiencia Provincial de Gipuzkoa, recurso que tenemos fundadas esperanzas de que pueda resultar estimado. Ciertamente varios de los delitos de Kote Cabezudo van a quedar irremediablemente sin castigo por causa de la prescripción. No obstante la acumulación de penas que se deriva de los gravísimos delitos ya declarados no prescritos debería garantizar que Kote Cabezudo pase el resto de sus días en prisión.

¿Nos puede recordar cuál es la situación del procesado?
Kote Cabezudo se encuentra en estos momentos cumpliendo condena firme de 2 años y 3 meses de prisión por un delito contra la administración de justicia y coacciones a una víctima. Paralelamente a eso se encuentra bajo la medida cautelar de prisión preventiva prorrogada hasta la fecha límite del 4 de mayo de 2022 a la espera de Juicio en la pieza principal del Sumario. A su vez hay dictado Auto de Apertura de Juicio Oral en otros tres procedimientos por delitos de estafa procesal y desobediencia grave a la autoridad judicial a la espera de señalamiento de juicio. Y finalmente hay otros tantos procedimientos abiertos, desgajados del Sumario principal y que se encuentran aún en fase de Instrucción.

¿A cuántos delitos se enfrenta?
En el procedimiento principal se encuentra procesado por 47 delitos entre todas las víctimas de la causa. Si bien algunos delitos se repitieron en el tiempo. Es decir, uno de esos 47 delitos que se contabilizan es la agresión sexual con penetración sobre la víctima X. Pero ese delito sobre la víctima X lo cometió muchas veces. De modo que la condena final podría producirse por más de esos 47 delitos objeto de procesamiento.

Viendo todo el caso ya en conjunto, ¿considera que había un modus operandi o que el acusado improvisaba y que cada caso era distinto?
El modus operandi era sistemático. Las víctimas que en su mayoría no se conocen entre sí relatan lo sufrido con una similitud que francamente pone los pelos de punta. En las sesiones del juicio se acreditará convenientemente cómo toda la parafernalia que Kote Cabezudo repetía una y otra vez tenía siempre como objetivo la producción de pornografía infantil cuando se trataba de menores de edad y el abuso sexual en cualquier caso. Las víctimas relatan los mismos escenarios, las mismas técnicas de manipulación, las mismas frases y hasta se repiten las mismas prendas que Cabezudo les proporcionaba de inicio para la ejecución de su plan.

¿Cuál es su situación como abogado ahora respecto a la magistrada Ana Isabel Pérez Asenjo? Ella le denunció a usted porque consideró que su honor se había vulnerado. ¿A la inversa hubo actuaciones?
El pasado 24 de marzo estaba señalado en los Juzgados de Irun el Juicio relativo a Derecho al Honor por el que Ana Isabel Pérez Asenjo me reclama 60.000 euros de indemnización por daños morales. La llegada del Covid-19 ocasionó la suspensión del juicio y estamos pendientes de nuevo señalamiento.

Para que se haga una idea del despropósito y la desvergüenza de la señora Pérez Asenjo, le contaré algo. El 16-17 de junio tengo señaladas en la Audiencia Provincial de Gipuzkoa las sesiones de un juicio en el que defiendo a una mujer violada en un sótano estando inconsciente y siendo menor de edad. La primera declaración a esa mujer se la tomó Ana Isabel Pérez Asenjo como Jueza de Guardia.

¿Sabe usted la cuantificación del daño moral que hace la Justicia si siendo una niña, un tipo que no conoces te encierra en un sótano y te penetra vaginalmente estando inconsciente? 7.500 miserables euros.

Cuando el honor de una Jueza que ha sido imputada por no cumplir con su obligación de perseguir los delitos de un productor confeso de pornografía infantil se cuantifica ocho veces más que la indemnidad sexual de una niña que no hizo mal a nadie, algo apesta mucho en la Justicia. ¿No le parece?

A raíz de este caso el ex alcalde y actual diputado del Congreso Odón Elorza habló de un linchamiento moral a su persona. Resulta extraño para quienes asistimos a esos cruces de acusaciones que esa supuesta vinculación de Elorza con el caso que usted apunta se quede en nada si ha existido. 
Como bien sabrá Odón Elorza es aforado como diputado del Congreso. Eso significa inmunidad. No puede ser juzgado por ningún delito salvo que la mayoría de la cámara lo autorice. Y la autorización la tendrían que pedir jueces puestos indirectamente en sus acomodados sillones por el PSOE y el PP.

Está acreditado que Odón Elorza tuvo acceso a actuaciones reservadas del Sumario de Kote Cabezudo. Está acreditado que Odón Elorza cometió un flagrante delito de falso testimonio en declaración bajo juramento en sede judicial. Está acreditado que Odón Elorza aparecía retratado por Kote Cabezudo en la misma web donde éste comercializaba su pornografía. Está acreditado que el Ayuntamiento de San Sebastián durante los 20 años de alcaldía de Odón Elorza permitió que la agencia First Models, a través de la cual Kote Cabezudo se surtía de jóvenes de las que luego se abusaba, funcionara sin licencia. Está acreditado que Odón Elorza era amigo de Kote Cabezudo en redes sociales y se intercambiaban mensajes cariñosos públicamente. Está acreditado que un testigo protegido en la causa de Kote Cabezudo señaló a Odón Elorza como pieza fundamental en la estructura de captación de menores que acababan en manos de Kote Cabezudo. Está acreditado que Odón Elorza mintió manifestando que no conocía de nada a Kote Cabezudo cuando se le preguntó al respecto. Está acreditado que el señor Elorza ha sido públicamente acusado de violar a un menor de 15 años.

¿Ha visto usted que el señor Elorza haya iniciado alguna acción legal al respecto de esa afirmación por un delito de calumnias? Yo tampoco. Entiendo que a usted le parezca extraño que todo eso quede en nada. A mí me resulta extraño que, con todo eso a sus espaldas, un individuo como Odón Elorza pueda seguir en su sillón del Congreso trincando cerca de 90.000 euros anuales como si nada.

¿Es este caso en particular el que ha motivado el inicio de la campaña Justicia Poética?, ¿o es que es más frecuente de los que pensamos el abuso a menores no juzgado a tiempo?
El Caso Kote Cabezudo ha sido el origen de la Asociación Justicia Poética, sí. Todo el movimiento comenzó a raíz del vídeo del 8 de marzo de 2018. La Asociación se constituyó en agosto y he decir que sí, los casos de abusos sexuales a menores que permanecen impunes son una completa barbaridad. En general los derechos de los niños, ya no solo en cuanto a su indemnidad sexual, son pisoteados por un Estado que dice protegerles, un día sí y otro también.

Sin el apoyo ciudadano no habría podido afrontar esta recta final. Así que cuando se alcance una sentencia firme en la pieza principal todos los que colaboran con la campaña habrán sido parte esencial en proporcionar a las víctimas justicia y reparación. Mi gratitud en nombre de ellas hacia esos miles de personas que nos acompañan será eterna.

¿Maneja alguna previsión de inicio del juicio?
En este momento las actuaciones, 31 tomos, están en nuestro poder para instruirnos por plazo de 30 días que concluyen el próximo 10 de junio. El Ministerio Fiscal ya se ha instruido y a partir del 10 de junio se dará traslado de la causa a la representación letrada de Kote Cabezudo y se le concederá, entendemos, idéntico plazo de 30 días para que se instruya de la misma. Transcurrido ese trámite se nos daría traslado a las acusaciones para formalizar ya los escritos de acusación y solicitud de apertura de juicio oral de los que se daría traslado a la representación de Cabezudo para que formule escrito de defensa. Con todo eso formalizado, la Audiencia Provincial señalará fecha de inicio de las sesiones del juicio.

Teniendo en cuenta que, aunque no haya suspensión de plazos, sí que es cierto que todo va más despacio, una previsión optimista sería que en septiembre/octubre de este año todo lo que le he relatado estuviera completado y la Audiencia Provincial pudiera señalar fecha de juicio, que según me comenta el procurador se está señalando a tres meses vista aproximadamente. Así que el juicio en el primer trimestre de 2021 sería una previsión razonable.

¿Empieza a ver un final tangible y justo?
Es cierto que mirando con perspectiva todo el caso, estamos cronológicamente en la recta final del mismo. Pero eso no debe llevarnos a bajar la guardia ni un instante. Ya hemos visto antes en este proceso maniobras absolutamente escandalosas tendentes a tratar de salvarle el pellejo a Kote Cabezudo, de modo que hay que permanecer con el cuchillo entre los dientes hasta la campana del último asalto.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here