• 30 septiembre, 2022 12:39 am

La Audiencia de Alicante juzga esta semana tres casos de abusos contra menores

La sección décima de la Audiencia Provincial de Alicante juzga el próximo martes, 1 de marzo a un presunto abusador sexual cuya supuesta acción delictiva ha pasado por alto a los medios de comunicación, hasta ahora.

Los hechos que van a ser juzgados se remontan al pasado 9 de noviembre de 2019, explican fuentes del Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana (TSJCV), cuando un hombre aprovechó el disfraz que llevaba puesto en Benidorm de oso panda para someter a tocamientos a dos menores.

La Fiscalía sostiene que el hombre uso dicho disfraz para abusar sexualmente de dos menores de edad, dos supuestas víctimas de 10 y 11 añosque se acercaron a él para hacerse una foto. Por estos hechos el procesado se enfrenta a un pena de seis años de prisión. El juicio tendrá lugar este martes a partir de las 9.30 horas de la mañana.

Dos días después, la Audiencia de Alicante juzgará a otro hombre acusado de abusar sexualmente de una menor de edad a la que conoció en un hotel, también en Benidorm. Los hechos, explica el TSJCV, ocurrieron el 23 de junio de 2019 cuando, según mantiene la acusación pública, el encausado se ofreció a ayudar a la víctima que tenía problemas para abrir la puerta de su habitación con la tarjeta magnética.

El hombre le propuso ir hasta su cuarto para limpiar la tarjeta con alcohol. Una vez allí, le dio dos besos y un abrazo a la menor, circunstancia que aprovechó para tocarle sus partes íntimas. La Fiscalía solicita tres años de prisión por un delito de abuso sexual. El juicio tendrá lugar el jueves 3 de marzo en la Sección Primera a las 10 horas.

Cosquillas como excusa para abusar de ella

Por último, también este jueves, la Audiencia alicantina va a juzgar a un hombre acusado de abusar sexualmente durante cerca de un año de la hija, menor de edad, de su pareja sentimental.

Los hechos comenzaron en octubre de 2018 cuando la madre de la menor comenzó a trabajar y dejó a la niña, de 12 años, en la casa familiar, al cuidado de su pareja. Según relata la Fiscalía, el procesado se acercaba a la víctima con la excusa de hacerle cosquillas o jugar, lo que realmente aprovechaba para someterla a tocamientos en sus partes íntimas y otros actos de tipo sexual.

La acusación pública solicita una pena de prisión de 12 años por un delito de abuso sexual a menor. El juicio se desarrollará en la Sección Segunda a las 10 horas.

Fuente: El Español

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.