• 7 diciembre, 2022 1:37 pm

Israel acelera la vacunación de los menores tras nuevos «brotes» en las escuelas

El primer ministro, Naftali Bennett, y el ministro de Salud, Nitzan Horowitz, se reunieron el domingo por la noche para decidir nuevas medidas para hacer frente al riesgo de aumento de la morbilidad tras una serie de brotes de coronavirus en varias escuelas israelíes.

Acordaron encargar a unos 250 agentes de policía adicionales que hagan cumplir los requisitos de aislamiento a quienes regresen del extranjero, construir un nuevo complejo de pruebas en el aeropuerto internacional Ben-Gurion y aumentar el número de puestos de pruebas, así como llevar a cabo una campaña de comunicación para fomentar la concienciación de la importancia de respetar las normas de cuarentena entre el público.

Además, las autoridades investigarán la diferencia entre el número de infracciones de la cuarentena y las multas impuestas, y estudiarán la posición de los padres cuyos hijos no vacunados no se someten a la cuarentena tras regresar del extranjero.

Los ministros también confirmaron que los israelíes no pueden volar a Argentina, Brasil, India, México, Rusia y Sudáfrica, a menos que obtengan un permiso especial de un comité gubernamental especializado. El gobierno también ha decidido recomendar formalmente que los niños de 12 a 15 años se vacunen, lo que supone una ruptura con el pasado, cuando los niños de ese grupo de edad podían recibir la vacuna pero no había una recomendación formal del gobierno para hacerlo.

A primera hora del día, un portavoz del ministerio dijo que Horowitz y el comisario de coronavirus Nachman Ash estaban trabajando para acelerar la aplicación de un plan que obliga a los viajeros entrantes, que están obligados a aislarse, a llevar una pulsera electrónica para controlar su cumplimiento. El programa se aprobó por primera vez en marzo y se ha estancado desde entonces.

En los últimos días se han producido varios brotes en escuelas de todo el país, lo que ha llevado al ministerio a ordenar a los alumnos de tres ciudades que lleven mascarillas y a considerar la posibilidad de emitir una recomendación más firme para que los niños de 12 a 15 años se vacunen.

Al menos una docena de profesores de una escuela de necesidades especiales de la región de Sharon dieron positivo en las pruebas de coronavirus, incluidos 10 que estaban vacunados. Según un profesor de la escuela, el brote comenzó con un profesor el miércoles; un puñado más fue diagnosticado el jueves y varios más durante el fin de semana.

“Casi todo el mundo fue a hacerse un chequeo, aunque se sintiera bien”, dijo un profesor. Todavía no está claro cuántos alumnos están infectados, aunque dijo que algunos enfermos son definitivamente jóvenes.

La escuela cuenta con menos de 200 alumnos procedentes de todo Israel, así como con personal de todo el país.

Eran dijo que ninguno de los miembros del personal había estado en el extranjero, pero no sabía si alguno de sus familiares, amigos o círculo íntimo había viajado.

Eran envió un mensaje a la escuela de Petah Tikva donde están matriculados sus hijos, para informarles de la situación. El director ha decidido exigir a todos los alumnos que lleven máscaras por el momento, incluso en espacios abiertos.

El sábado, el ministerio anunció que se habían descubierto varios casos de coronavirus en una escuela de Binyamina. Después de que unos 45 estudiantes dieran positivo, el ministerio ordenó el domingo que se usen máscaras en las escuelas de Binyamina, Modi’in y Maccabim-Re’ut.

El nuevo mandato ordenó a los alumnos que llevaran máscaras en todas las instalaciones de la escuela, incluidas las zonas abiertas.

Sólo nueve de los estudiantes que dieron positivo en las pruebas presentaron síntomas de coronavirus.

Según las primeras conclusiones del ministerio, el origen del brote sigue siendo objeto de investigación, pero existe una conexión con una familia que ha regresado recientemente a Israel desde el extranjero.

Los resultados preliminares de la secuenciación genética sugieren que los niños están infectados con la variante Delta (comúnmente conocida como la variante india), que los expertos creen que es significativamente más contagiosa que la cepa británica, actualmente dominante en el país.

A principios de la semana pasada, se informó de otro brote en una escuela de Modi’in, con unos 15 alumnos infectados.

Otros dos alumnos dieron positivo en las pruebas del virus en el kibutz Ashdot Ya’acov Ihud, en el valle del Jordán, después de que su padre regresara de Dubai, según N12. Como resultado, se cancelaron las clases en la escuela.

Varios centenares de alumnos han sido enviados a aislamiento domiciliario como consecuencia de los brotes.

El domingo, el fondo de salud Clalit informó de un aumento de casi el 100% en las solicitudes de vacunación contra el coronavirus por parte de los estudiantes de esta cohorte de edad.

Más temprano, el Ministerio de Salud pidió a las personas vacunadas y recuperadas que asistieron a un espectáculo en la sala Qimron de Beit Shean el jueves que entraran en cuarentena después de descubrir que una niña del público dio positivo en las pruebas del coronavirus el domingo por la mañana. Sin embargo, más tarde, el domingo, el ministerio dijo que sólo debían aislarse las personas que no estuvieran vacunadas o recuperadas, mientras que las que sí lo estuvieran debían hacerse las pruebas y evitar el contacto con la gente hasta que recibieran los resultados.

Fuente: Israel Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.