Religión en Libertad tradujo recientemente un artículo aparecido en ‘Tempi’ sobre la eutanasia en Holanda. Y en Hispanidad recogimos esa información, según la cual en 2002, cuando se legalizó la eutanasia en Holanda, la solicitaron 1.882 personas; la cifra aumentó en 2017 a 6.585. En 2017 se suicidaron 1.900 holandeses y a 32.000 personas se les aceleró la muerte mediante la utilización de una sedación terminal muy anticipada. Conclusión: más de una cuarta parte de las muertes en Holanda en 2017 (casi 150.000) fueron inducidas.

El artículo relataba el camino de Holanda hacia la eutanasia. Ahora mismo, en el país ‘orange’ las peticiones de eutanasia las pueden hacer menores de edad, en algunos casos con el consentimiento de los padres (entre los 12 y 16 años inclusive) y sin el consentimiento de los padres, aunque participando estos en la decisión final (entre los 16 y 17 años).

La actual normativa en Holanda también facilita la eutanasia para bebés menores de un año con el consentimiento de los padres.

Pues bien: el último paso que quiere dar el Gobierno de Holanda es una reforma legal que permitirá practicar la eutanasia a niños de entre 1 y 12 años que sufran una enfermedad terminal, según anunció el ministro de Salud, Hugo de Jonge, recoge ABC.

El ministro asegura en una carta enviada a la cámara legislativa que esta opción de poner voluntariamente fin a la vida de menores debe ser posible para «un pequeño grupo de niños con enfermedades terminales que agonizan sin esperanza y un sufrimiento insoportable».

Aunque las informaciones al respecto no dejan claro si la eutanasia a menores de doce años se haría con o sin el consentimiento de los padres.

El Parlamento neerlandés también debatirá de un polémico proyecto de ley presentado este verano por D66, que defiende el supuesto «derecho» de los mayores de 75 años que, aun estando sanos, opten por solicitar la eutanasia al considerar que han vivido lo suficiente, añade NiusDiario.

Recordemos que, en Holanda, se aplicó la eutanasia a más de 400 personas sin su consentimiento.

Y es que ya lo advertía Theo Boer, miembro de un Comité Regional de Revisión de la Eutanasia en los Países Bajos durante 10 años: “Muchos activistas consideran la legalización de la eutanasia para pacientes terminales simplemente como un trampolín hacia una mayor liberalización”. Que es exactamente lo que está ocurriendo en Holanda…

Recordemos que desde 2014, en Bélgica existe una ley de eutanasia para menores de edad, pero habla de aquellos que tienen una «capacidad de discernimiento» y no antes de los 12 años, un periodo este en el que el legislador belga entendió que los menores son demasiado pequeños para ser capaces de entender que la decisión que les lleva a la muerte es algo definitivo e irreversible, por lo que fueron excluidos de la disposición.

Recordemos también que en el Reino Unido, a los niños Charlie Gard y Alfie Evans se les aplicó la eutanasia contra la voluntad de sus padres, que reclamaban poder dar a sus hijos tratamientos para salvar sus vidas.

Así que lo de Holanda supone un paso más en el descenso de ese peligroso ‘plano inclinado’ hacia la cultura de la muerte sin ningún tipo de escrúpulos.

Y por este peligroso ‘plano inclinado’ nos quiere introducir en España el actual Gobierno social-comunista de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias

Religión en Libertad desarrolla en un magnífico artículo doce argumentos no religiosos contra la eutanasia.

fuente: Hispanidad

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here