Cuatro hombres se sentarán en el banquillo a lo largo de esta semana como acusados por tres delitos de abusos y otro de agresión sexuales a menores de edad, respectivamente. Fiscalía pide para ellos penas que van entre los 3 años y medio y los 16 años y medio de prisión.

Tres de los juicios se celebrarán el jueves, día 14 de octubre. En uno de ellos, que acogerá la Audiencia Provincial de Pontevedra, un hombre se enfrentará a un total de 15 años y nueve meses de cárcel por abusar sexualmente de la hija de su pareja, de la cual llegó a iniciar los trámites para adoptarla.

Los hechos, según el relato de la Fiscalía, ocurrieron a partir del verano del año 2016, cuando la familia vivía en Vigo. Un día, el acusado le dijo a la menor, que entonces tenía 14 años, que se acostase en la cama matrimonial, donde le realizó tocamientos.

Posteriormente, la familia pasó a residir en Poio. Desde agosto de 2018, estos episodios de tocamientos se repitieron e, incluso, una vez el hombre llegó a penetrarla vaginalmente haciendo uso de juguetes sexuales.

La madre de la entonces menor de edad presentó denuncia por estos hechos el 8 de enero de 2019, mismo día que fue detenido y puesto a disposición judicial. Permanece en prisión provisional desde el 9 de enero de ese mismo año.

Juzgado en Galicia por abusos a menores

Otro de los juicios se celebrará también el jueves en la Audiencia Provincial de A Coruña. El acusado se enfrenta a tres años y medio de cárcel por un delito de abuso sexual cometido, de acuerdo con el Ministerio Público, en una fecha indeterminada entre enero y febrero de 2014.

El hombre aprovechaba que se encontraba en su domicilio en compañía de la menor y para realizarle tocamientos. Cinco años más tarde, en enero de 2019, la madre de la víctima lo denunció y fue detenido, para posteriormente quedar en libertad en sede judicial.

El tercer juicio que se celebrará el jueves por abusos sexuales lo acogerá la Audiencia de Pontevedra. Un hombre se enfrentará a seis años de cárcel por abusar de su sobrina de 15 años un sábado de junio de 2018.

Ese día, el hombre acudió a la cama de la menor y le realizó tocamientos a pesar de que ella le pedía que parase. El acusado, según el escrito de Fiscalía, comenzó a masturbarse después de instar a su sobrina a que lo hiciera y de que esta se negase. Finalmente, ante la oposición que mostró la niña, abandonó la habitación.

Como consecuencia de estos hechos, señala el Ministerio Público, la víctima fue diagnosticada de un trastorno ansioso-depresivo que le dejó secuelas psicológicas.

El tío de la menor se enfrenta a una pena de seis años de prisión, de prohibición de aproximarse a menos de 500 metros de la ella, de su domicilio, de su centro de estudios o de cualquier lugar que frecuente, así como de comunicarse con ella durante otros seis años más. Fiscalía también solicita indemnizaciones por más de 13.000 euros por daños morales y por los perjuicios ocasionados a su salud.

AGRESIÓN SEXUAL EN VIGO

Ya el viernes, también en la Audiencia de Pontevedra, otro hombre se sentará en el banquillo por un supuesto delito de agresión sexual a un menor. Los hechos descritos por el Ministerio Público ocurrieron el 16 de junio de 2018, cuando la víctima se acercó a una zona de hacer ejercicio en un parque de Vigo.

Cuando se sentó en un banco, el encausado se sentó a su lado y empezó a entablar conversación con él, a pesar de que el menor no le hizo caso. Así, el hombre se lo llevó «contra su voluntad» a otro banco a la sombra, diciéndole que «si gritaba o decía algo lo mataría«, relata la Fiscalía.

Una vez allí, le realizó tocamientos mientras impedía que se soltara. La víctima consiguió liberarse diciendo que necesitaba orinar, lo que aprovechó para huir corriendo del lugar.

Por estos hechos, el hombre se enfrenta a seis años de prisión y a tener que pagarle a la víctima 6.000 euros en concepto de daños morales.

Fuente: Atlántico

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here