Más de un millar de niños menores de seis años viven en centros tutelados por las administraciones, cuando la ley establece que deben crecer en un entorno familiar que sustituya al que deberían haber tenido con unos padres que, por distintas circunstancias, no pueden atender a sus hijos.

La ley de protección al menor de 2015 indica que todos los menores bajo el paraguas de las instituciones (y de forma “ineludible” los que tienen menos de seis años) deben crecer de forma prioritaria en un ambiente familiar para un adecuado desarrollo de su personalidad, aspecto en el que existe total consenso entre los psicólogos y pedagogos.

En el Día Universal para los Derechos de la Infancia y la Adolescencia, la directora general de Infancia, Violeta Assiego, reconoce en una entrevista con Efe que le preocupa e “inquieta tremendamente” la situación actual.

En España hay 537 niños con menos de tres años tutelados en centros residenciales y 640 de 4 a 6 años, según los últimos datos del Observatorio de la Infancia del Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030. Assiego explica que en algunos de estos casos hay circunstancias especiales que aconsejan esa convivencia en centros, como problemas de salud que requieran cuidados muy concretos, pero en el resto debería favorecerse un entorno familiar.

Fuente: Diario del Alto Aragón

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here