El número de menores que entran en el sistema de protección en España ha superado por primera vez los 50.000; el acogimiento residencial sigue siendo la medida de protección predominante (en el 55 % de los casos), frente al familiar (el 45%), en contra de lo que recomienda la ley del Menor.

Son datos del último Boletín de Datos Estadísticos de Medidas de Protección a la Infancia, publicado por el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030, que registra 50.272 menores de 18 años en 2019 tutelados por la administración y que crecen privados del cuidado parental, ya sea en centros o en familias.

Por tipo de acogimiento, la modalidad residencial se ha incrementado de 21.283 en 2018 a 23.209 en 2019, lo que supone un aumento del 9%; si se compara con 2015, el incremento es del 70%, según alerta Aldeas Infantiles.

Respecto a los acogimientos familiares, se aprecia un descenso en 2019 del 2% respecto al año anterior; en relación con 2015, la reducción es del 5%, pasando de los 20.172 que había en ese momento a los 19.320 de 2019. Las estadísticas contrastan con lo estipulado en la ley del Menor, que señala que, ante la retirada de la tutela de un niño de sus padres, la primera medida de cuidado alternativo recomendada es el acogimiento familiar y, si es posible, en familia extensa, es decir, en aquellas familias que tienen un vínculo de parentesco con el niño.

Aldeas Infantiles advierte de que el acogimiento en centros seguirá subiendo ante el aumento de la llegada de niños y adolescentes migrantes no acompañados, un 18,58 % en el último año.

“Para estos niños y adolescentes, la medida de acogimiento habitual es el residencial. De hecho, de los 11.490 niños migrantes que crecen en el sistema de protección, solo 110 lo hacen bajo una medida de acogimiento familiar”, explica la organización de defensa de la infancia. Ante el aumento del número de menores en el sistema de protección (del 18 % respecto a 2015), Aldeas Infantiles SOS reclama una mayor inversión en las políticas de prevención con el fin de apoyar y fortalecer a las familias vulnerables y evitar así la separación de padres e hijos. Recuerda que 300.000 niños están en riesgo de perder el cuidado de sus padres en nuestro país.

Fuente: El Correo Gallego

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here