Elon Musk se convirtió este jueves en la persona más rica del planeta, y tiene grandes planes para gastar sus más de 188.000 millones de dólares de patrimonio (153.200 millones de euros).

El CEO de Tesla y SpaceX pretende dedicar todo el dinero que pueda al proyecto de colonizar Marte, y para ello está vendiendo varias de sus propiedades, según aseguró a Business Insider durante una entrevista con el consejero delegado de Axel Springer, Mathias Döpfner, hace un mes.

«En realidad, no tengo casi ninguna propiedad con un valor monetario, aparte de las participaciones en acciones en mis compañías», aseguro Musk. «Si las cosas se ponen intensas en el trabajo, me gusta dormir en la fábrica o en la oficina. Obviamente, necesito un lugar para mis hijos, así que alquilaré algo», añadió.

Musk anunció en mayo de 2020 que tenía planeado vender «casi todas» sus propiedades y que no tendría ninguna casa en propiedad. Desde entonces, el emprendedor ha venido varias viviendas de sus inversiones inmobiliarias, en las que llegó a acumular posesiones por unos 100 millones de dólares (81 millones de euros).

Durante el año pasado, Musk vendió varias propiedades de un alto precio, incluyendo tres casas en el barrio de Bel-Air en Los Ángeles, y una finca que había sido propiedad del actor Gene Wilder.

Musk podría haber dejado sus posesiones inmobiliarias en California como parte de su mudanza a Texas, donde no hay impuestos a los inmuebles. Pero el multimillonario explicó a Business Insider que la razón principal de que acumule patrimonio no es por las posesiones en sí, sino porque su objetivo es fundar una colonia en Marte.

«Creo que es importante para la humanidad convertirse en una civilización capaz de hacer viajes espaciales y una especie asentada en varios planetas. Y eso va a necesitar un montón de recursos para construir una ciudad en Marte», aseguró Musk. «Quiero contribuir el máximo posible a construir esa ciudad en Marte, eso supone mucho capital», añadió.

Bajo su punto de vista, ir vendiendo sus posesiones es una muestra pública de lo comprometido que está con el objetivo de una colonia humana en marte.

«Estoy intentando dejar claro lo serio que soy sobre esto. Y no es un tema de consumo personal. La gente me ataca porque tengo todas estas posesiones, todas esas casas. Muy bien, ya no las tendré más», aseguró.

El mismo día que Musk superó en patrimonio al fundador de Amazon Jeff Bezos gracias al aumento de valor de las acciones de Tesla, el multimillonario colocó como tuit fijado en su perfil de Twitter uno de 2018 en el que aseguraba que comprometería la mitad de su patrimonio en construir una ciudad en Marte para «asegurar la continuidad de la vida (de todas sus especies) en el caso de que la Tierra reciba el impacto de un meteorito como el de los dinosaurios o se produzca una Tercera Guerra Mundial y nos destruyamos a nosotros mismos».

El fundador de Space X ya ha dicho en anteriores ocasiones que planea mandar a un millón de personas a Marte en 2050 y construir una flota de más de mil vehículos espaciales Starship para llevarlos allí. Musk pretende que cada día salga uno de los 387 cohetes SpaceX que está desarrollando su compañía.

Aunque un viaje a Marte parece algo que no estará al alcance de muchas personas, Musk asegura que pretende ofrecer «créditos para todo aquel que no tenga dinero» y empleos en el planeta rojo para que los primeros colonos paguen sus deudas. Algunos críticos consideran que con esta idea Musk pretende poner en marcha una nueva forma de servidumbre interplanetaria.

Fuente: Bussines Insider

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here