El Síndic de Greuges concluye que se debe revisar el modelo de funcionamiento del Aula de Teatre de Lleida tras la actuación de oficio abierta por las denuncias por supuestos abusos sexuales a menores por parte de dos profesores.

Como resultado de esta investigación, el organismo insta a la Paeria a abrir un expediente informativo para determinar si la entidad que gestiona el centro ha incurrido en algún supuesto sancionable y que adopte las medidas necesarias, además de la retirada de la concesión, si es oportuno.

Asimismo, insta a considerar la adopción de medidas de reparación para las víctimas teniendo en cuenta que los hechos han prescrito judicialmente. El Síndic se refiere a las nueve exalumnas del Aula de Teatre que presentaron una denuncia en 2018 por abusos sufridos cuando eran adolescentes y que la Fiscalía archivó por prescripción.

En su resolución, emitida ayer, el Síndic valora positivamente que a raíz de las denuncias se pusiera en marcha la elaboración de un protocolo para prevenir las situaciones de abuso sexual en el centro y se impartiera formación a los profesores.

Sin embargo, apunta a que esto pone de manifiesto que hasta la fecha el Aula no disponía de ninguna normativa para proteger al alumnado del abuso sexual ni se adoptaron medidas en este sentido, pese a tener un total de 2.327 alumnos en el curso 2018-2019, con una presencia significativa de menores y adolescentes.

El Síndic constata la ausencia de pautas mínimas de prevención y tampoco se actualizaron los términos de la concesión, por lo que señala que el ayuntamiento tampoco llevó a cabo actuaciones de inspección y seguimiento. Sin embargo, valora que la Paeria haya iniciado actuaciones como la creación de una comisión de investigación y el apoyo a las víctimas.

Cabe recordar que para el próximo viernes, Dones a Escena ha convocado una concentración por este caso ante la plaza Paeria.

MÁS FORMACIÓN Y DIFUNDIR PROTOCOLO CONTRA EL MALTRATO, LAS PRINCIPALES PROPUESTAS

En la resolución sobre el Aula de Teatre de Lleida, el Síndic pide al departamento de Educación incrementar la difusión de los protocolos de prevención y actuación ante las situaciones de maltrato en la demarcación de Lleida para que sean conocidos entre los profesionales. También que estos deben tener la formación suficiente para prevenir y detectar situaciones de abusos y crear espacios de escucha y confianza para dirigirse a los alumnos.

Asimismo, pide al departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Famimlias que haga un seguimiento de la aplicación de los protocolos bilaterales de maltrato infantil y promover la formación de los profesionales. El síndic, Rafael Ribó, y el alcalde de Lleida, Miquel Pueyo, tienen previsto reunirse en los próximos días para abordar la resolución.

Fuente: Segre

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here