• 25 septiembre, 2022 5:52 pm

El Síndic de Greuges contra Mónica Oltra por impedir la investigación en los centros de menores tutelados

El Síndic de Greuges, Ángel Luna, ha firmado una resolución muy crítica contra la labor de la labor de la conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, que dirige la vicepresidenta, Mónica Oltra, por impedir una investigación sobre la gestión de los centros en los que hay internos menores con problemas de conducta. La situación de obstaculización ha llegado a tal extremo que Luna ha tenido que tomar una decisión drástica para salvar el escollo de la conselleria: técnicos del Síndic de Greuges visitarán in situ siete centros para conocer de primera mano en una reunión de carácter «privado» la situación y cómo se trata a los menores en las instalaciones que dependen de la conselleria de Oltra.

El artículo 19 de la ley del Síndic de Greuges señala que el órgano tendrá que prestar una atención preferente a aquellas situaciones de riesgo de exclusión y especial vulnerabilidad. Luna, con la queja que abrió de oficio el 28 de enero de 2021, no hizo otra cosa que cumplir con ese mandato.

La bomba explotó ayer con la resolución que el Síndic colgó en la web oficial de la institución. Un escrito dirigido a Mónica Oltra en el que se denunciaba la «intromisión» de la conselleria en esta investigación y el afán por impedir el trabajo. De la argumentación del Síndic se desprende que el interés de la vicepresidenta era controlar toda la información que pudieran aportar los directores de los centros de menores y, presuntamente, reelaborar y completar las respuestas aportadas.

El 28 de enero, el Síndic solicitó a la conselleria de Política Inclusivas documentación sobre la actuación en los centros de menores en plena pandemia. El 12 de marzo, la dirección general Infancia y Adolescencia envió un informe, y en base a esa documentación, en abril se remitió un cuestionario personal a los directores de los centros para que lo contestaran y remitieran al Síndic de Greuges.

A principios de mayo, y ante la sospechosa falta de respuesta, el Síndic recordó que había que contestar por obligación legal a las preguntas. El 24 de mayo, «de forma sorprendente», la secretaria autonómica de Atención Primaria remitió un oficio sin firmar con las respuestas de los directores a algunas de las preguntas, « omitiendo aspectos tan relevantes como las observaciones, opiniones y valoraciones requeridos de manera personal a los directores». De esta manera, la conselleria de Oltra asumió la función individual que correspondía a cada director de los siete centros. «De estos hechos parece desprenderse que alguien con autoridad suficiente dio instrucciones para que la respuesta a los cuestionarios directos e individualizados que pidió el Síndic se remitiera, incompleta, a la Dirección General de Infancia y Adolescencia para su posterior elaboración y envío a esta institución«, denuncia el Síndic de Greuges en la resolución.

Ante la gravedad de los hechos, el Síndic, Ángel Luna, mantuvo junto a los dos adjuntos una reunión posterior por vía telemática con la secretaria autonómica de Atención Primaria, Irene Gavidia, para trasladar su malestar. El Síndic califica en la resolución de «intromisión» la labor de los responsables de la conselleria. Luna remitió el 7 de junio, ante la falta de respuesta de la conselleria a la reclamación formulada, un escrito a Mónica Oltra para informarle de lo sucedido con el fin de que tomara medidas para reconducir la situación producida «con la interferencia de la investigación».

Oltra, lejos de admitir la intromisión, respaldó la labor de su conselleria y así lo hizo saber en un escrito remitido al Síndic el 3 de septiembre. Además, según la resolución, no aportó ninguna solución para continuar con la investigación a los centros de menores: «Las circunstancias relatadas anteriormente ponen de manifiesto que se ha impedido concluir adecuadamente la investigación diseñada para la resolución de la queja de oficio, lo que obliga a ampliar las actuaciones desarrolladas hasta la fecha».

Ante los impedimentos, el Síndic de Greuges ha resuelto visitar los centros de menores «para conocer de primera mano» la labor que allí se desarrolla y la atención a los internos. Una visita que incluirá una entrevista personal y «privada» con los directores. Además, Luna convocará a la directora general de Infancia y Adolescencia para analizar la situación creada y examinar las actuaciones llevadas a cabo.

Oltra se encuentra en el punto de mira después de que seis jueces y la Fiscalía hayan cuestionado la labor de su conselleria en la protección de una menor, que fue víctima de un abuso sexual en un centro de menores por parte de un monitor, que es el exmarido de la vicepresidenta y que ha sido condenado a cinco años de prisión.

Fuente: Las Provincias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.