• 3 julio, 2022 10:48 pm

El sedentarismo y la mala alimentación causa sobrepeso en 4 de cada 10 menores en España

Los datos afirman que cada vez hay más sobrepeso y obesidad infantil. Así, según datos de la misma Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad ha alcanzado proporciones epidémicas a nivel mundial. Es más, se estima que desde 1975 esta enfermedad se ha triplicado, logrando que en 2016, 1900 millones de adultos la padeciesen así como 340 millones de niños y adolescentes. Cada año se celebra el Día Mundial contra la obesidad con el objetivo de concienciar a las personas sobre el daño que esto conlleva.

El sindicato SATSE ha querido ir más allá y denuncia que casi cuatro de cada diez niños y adolescentes de España sufren sobrepeso u obesidad mientras se sigue sin implantar de manera generalizada la figura de la enfermera escolar para que promueva hábitos de alimentación, vida saludable y ejercicio físico que eviten este problema de salud.

SATSE subraya que distintos organismos internacionales y nacionales, como la Organización Mundial de la Salud (OMS) o la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE), reflejan todos los años en sus informes estadísticos como España sigue siendo uno de los países con una población infantil y juvenil con mayores problemas de sobrepeso y obesidad al tiempo que defienden la necesidad de impulsar programas y actuaciones de educación y promoción de la salud en los centros educativos.

Por ello, se está demandando en todas las comunidades autónomas la presencia, al menos, de una enfermera en sus colegios e institutos: En concreto, defiende que se asigne cada colegio al centro de salud de referencia y que haya una adscripción integral de la enfermera o enfermero al equipo de Atención Primaria, pero llevando a cabo su actividad exclusivamente en el ámbito educativo.

Además de atender las necesidades sanitarias y de cuidados de los niños, niñas y jóvenes, como la administración de tratamientos o asistencia en caso de enfermedad o accidentes, entre otras, las enfermeras y enfermeros pueden desarrollar una labor fundamental de promoción y prevención para la adquisición de hábitos saludables en niños, niñas y jóvenes.

“A través de actividades formativas, como talleres o seminarios, las enfermeras y enfermeros pueden jugar un papel fundamental en los centros educativos para concienciar desde edades tempranas sobre los riesgos para su salud que conlleva, por ejemplo. la ingesta reiterada de alimentos y productos especialmente atractivos para los niños, niñas y jóvenes, como pizzas, hamburguesas y bollería industrial, o sobre la conveniencia de realizar alguna actividad física o práctica deportiva”, señala.

Fuente: Enfermería21

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.