Un programa infantil de la televisión danesa pide a menores de entre 11 y 13 años que comenten los cuerpos de adultos desnudos con el objetivo de «combatir la vergüenza corporal y fomentar la positividad corporal», según explicaron sus productores en declaraciones a The New York Times.

En el programa ‘Ultra smider tøjet’, que emite Ultra, canal infantil a la carta de la emisora ​​nacional DR, participan menores de edad que ven cuerpos de adultos de todas las edades que no son actores, sino voluntarios.

Según el presentador Jannik Schow, que también ayudó a desarrollar el concepto del programa, de esta forma buscan contrarrestar el bombardeo diario de imágenes de cuerpos perfectos y poco realistas al que se enfrentan los jóvenes en las redes sociales.

«Quizás algunas personas dicen, ‘Dios mío, están combinando la desnudez y los niños'», admitió Schow. «Pero esto no tiene nada que ver con el sexo, se trata de ver el cuerpo como algo natural, como lo hacen los niños», agregó.

Schow destaca que «el 90 % de los cuerpos que ves en las redes sociales son perfectos, pero no el 90 % del mundo no es así». «Tenemos grasa extra, o vello, o granos. Queremos mostrarles a los niños desde pequeños que esto está bien», indicó.

«¿No podríamos dejar que los niños fueran niños?»

En 2019, en su primera temporada, ‘Ultra smider tøjet’ ganó un premio al mejor programa infantil del año en el Festival de Televisión de Dinamarca.

Sin embargo, la emisión también ha generado cierta controversia por exhibir desnudos en un programa para menores. Peter Skaarup, miembro del Partido Popular Danés, ha criticado en su página de Facebook el programa, producido por la filial danesa de Warner Bros. International Television Production. «¿No podríamos dejar que los niños fueran niños y dejar ese tipo de cosas hasta que lleguen a la pubertad?», se preguntó Skarrup, argumentando que el contenido del programa es «demasiado extremo» para espectadores tan jóvenes.

Fuente: Actualidad.rt

1 COMENTARIO

  1. El problema no es que salga gente desnuda, eso es tontería mojigata. Es verdad que el desnudo debería dejar de percibirse como sinónimo de sexo, tal vez la sociedad no estaría tan hipersexualizada y entre los chicos de hoy habría menos pervertidos mañana.
    Lo demencial es la normalización de la decadencia física, del autodesprecio al cuerpo; que a chavalines que aún ni han llegado a la flor de la vida se les diga que no han de intentar estar sanos, ágiles y fuertes sino que es perfectamente «guay» tener todas las papeletas para un infarto a los 45, un ictus por trombosis a los 50 o un cáncer por ser obeso, osteoporosis, lesiones y dolores articulares o hernia de disco a los 40 cualquier día que hagan un esfuerzo importante doblando el espinazo por ser un tirillas sin una faja abdominal y lumbar fuerte.
    Luego que intenten los padres convencerlos de que coman dieta variada y salgan a jugar con sus amigos correteando y saltando en vez de estar todo el día jugando en la tableta en el sofá, que los chiquillos les responderán que en la tele han dicho que ser una ruina está guay…

    Es aberrante que se «blanquee» la enfermedad, la debilidad, la muerte, en definitiva, y se diga que el cuerpo «perfecto» (qué es eso exactamente, el de un campeón de crossfit, el de Usain Bolt, un ciclista, un esbelto ganadero masái, un culturista tal vez? ¿A qué llaman «cuerpo perfecto» esa panda de «cuesrpoescombros» que suelen estar detrás de estas campañas socialmente suicidas, tóxicas y reacconarias, pues negar al ciudadano su autonomía física y hacerlo dependiente de medicinas y terapias es una forma excelente de quitar combatividad a una generación que va a tener muchísimos motivos para protestar cuando sea adulta?) es algo malo, que la salud, la vitalidad, la fuerza, la autonomía física, en definitiva, LA VIDA, es algo a evitar, que mejor ser carne de visita médica mensual, de limitaciones físicas, de malestar, de dolor, de enfermedad, de constantes «no puedo».
    ¿En la cabeza de qué sociópata puede caber la idea de inculcar a unos preadolescentes que esa gente que no se respeta siquiera para cuidar su cuerpo, que es el único que tiene, que cuando se «acabe» acabará su vida, son modelos a seguir tan recomendables como los de alguien que 3 o 4 días por semana sigue una rutina de ejercicios o practica algún deporte, come saludablemente y duerme bien? ¿Se imaginan que alguien saliese diciendo que hay que huír de la educación «perfecta» y fomentar en los niños de una sociedad moderna y desarrollada como la danesa, como algo perfectamente aceptable el analfabetismo, la grosería, la prepotencia, el despotismo, etc; que ser culto, respetuoso, refinado en formas y gustos, sincero, trabajador, etc, son valores «poco realistas» porque la mayoría de la gente no es todo eso?
    Además, ¿cómo que poco realistas? Esos cuerpos «perfectos» son los que tendríamos todos si no fuésemos unos vagos que en cuando llegamos a casa asaltamos la nevera y nos sentamos a ver la tele o a chatear o a hacer el imbécil en Facebook. Lo antinatural es que para conseguir 50 mil calorías no haya más que bajar al supermercado de la esquina o ni eso, encargar la compra de la semana por Internet. Lo natural es tener que recorrer varios kilómetros para matar un herbívoro grande, a veces hasta luchar físicamente con él para matarlo, descuartizarlo y cargarlo de vuelta hacia el poblado; o estar correteando como un loco persiguiendo varias presas más pequeña pero rápida y esquiva, y cosas así. 4 o 5 Horas de «deporte» para poder comer comida libre de azúcares refinados, carbohidratos procesados, grasas añadidas artificalmente, etc. Eso es lo natural, no ser un cebón zampabollos bebedor de 1 litro diario de refrescos azucarados mientras pasamos 14 horas diarias sentados y otras 7 u 8 tumbados.

    ¿Y qué es eso de que el 90% del mundo no es así, que tenemos grasa, vello (lo del vello es una estupidez, una moda, hoy no se lleva pero en los 80 sí, y probablemente la moda velluda volverá y desaparecerá de nuevo y así cada dos por tres) , granos (si con más de 20 años tienes granos ve al dermatólogo porque algo no te funciona bien). ¿Este anormal ha visitado Irán, La India, Nigeria, Egipto, Japón, Croacia? ¿Que el 90% de los daneses estén hechos unos cochones qué derecho le da a decir que «el mundo» se corresponde con esa imagen? ¿Estos pueblos germánicos no van a aprender jamás, eh? Racistas y propriocentristas hasta la muerte.

    En fin, vomitivo el programa y más vomitivo aún que las autoridades sanitarias danesas no hayan pedido el ingreso en prisión de sus promotores. ¿Qué será lo siguiente, programas en plan: «Chavales, enganchaos a alguna sustancia. El 90% de los daneses adultos, ergo del mundo, somos yonquis, borrachos, porreros o adictos a algún medicamento que en realidad no necesitamos, o a las tragaperras, el café, la ‘farlopa’… Huíd de esos cerebros ‘perfectos’ que no dependen de psicotrópicos ni psicoestimulantes para funcionar bien».

    A la cárcel mandaba yo a esta gente…

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here