• 3 julio, 2022 10:09 pm

El mayor empresario de turismo canario entre los seis procesados en el caso «18 Lovas» por prostitución de menores

El Juzgado de Instrucción número 2 de Las Palmas de Gran Canaria ha dictado un auto de procesamiento contra los seis implicados en el caso 18 Lovas, entre ellos, el empresario Eustasio López, propietario de la cadena hotelera y constructora Lopesan. Durante años, López ha entrado en la clasificación que elabora la revista Forbes de las 100 mayores fortunas de España. Al empresario grancanario, de 68 años, se le atribuyen dos delitos de prostitución de menores.

El caso investiga a una supuesta agencia de azafatas denominada 18 Lovas que, en realidad, según revela el documento de la autoridad judicial, encubrió entre 2015 y al menos hasta la segunda mitad de 2016 un negocio de prostitución de menores con “eventos en toda España”. El juzgado impone a los seis procesados, Agustín Alemán Barreto, alias Yino (el presunto cabecilla de la trama); Eugenio Hernández León, Antonio Dascenzo, Domingo Hernández Tarajano, Emilio Cabrera Caballero y al propio Eustasio López fianzas que ascienden a 1,3 millones de euros en conjunto. Este auto es recurrible por las partes.

El abogado de Eustasio López, José María Palomino Martín, ha asegurado a EL PAÍS que la defensa recurrirá este auto, previsiblemente la próxima semana. “En el recurso dejaremos perfectamente claro que los hechos que se le atribuyen no se ajustan a la realidad”, ha subrayado el letrado. “A mi defendido”, ha añadido, “se le da un protagonismo en este procedimiento que no se corresponde a los hechos”.

El auto judicial sostiene que todos ellos se aprovecharon supuestamente de al menos 12 menores. Para ello, se apoyaron en su “vulnerabilidad”, “tanto por su minoría de edad como por la situación de falta de solidez familiar”. El documento señala, además, que los procesados actuaron “con conocimiento de que eran menores o al menos con indiferencia ante esa posibilidad”.

Al cabecilla de la trama, Agustín Alemán Barreto, se le imputan 24 delitos de prostitución de menores, dos delitos de agresión sexual y otros dos de trato degradante. Él fue, supuestamente, quien llevó a dos menores a un chalé en 2016 para que mantuvieran “relaciones sexuales a cambio de dinero” con López y otro de los procesados: el empresario Eugenio Hernández León, a quien el auto imputa 15 delitos de prostitución de menores de edad, dos de ellos continuados y uno de incitación.

Coacciones

El auto sostiene que Yino era el encargado de captar mujeres de “como máximo 23 años, entre ellas varias menores de edad”. En principio, se les ofrecía trabajo de “gogós y animadoras”, y se aseguraba de obtener de ellas fotografías desnudas para poder coaccionarlas en caso de que surgieran desavenencias. “La actividad a la que realmente Agustín Alemán Barreto dedicaba a las chicas era a la prostitución”, sostiene el auto, “concertándoles citas con los clientes, llegando a llevarlas al lugar de la cita y obteniendo un beneficio económico por ello”. Las condiciones consistían “en llevarse un beneficio él (a modo de comisión) y la chica de un 50% cada uno, si bien Alemán Barreto rebajaba su porcentaje a cambio de que la chica mantuviera relaciones sexuales con él”, explica el auto. Además, las recogía y las llevaba para prestar sus servicios. Antes de eso, las conducía a una vivienda vacía, donde las chicas se cambiaban y bebían alcohol, y desde ahí eran trasladadas al punto de encuentro con el cliente.

El juez relata en su escrito más de una treintena de encuentros organizados por el cabecilla de la trama. El empresario hotelero, al que en la agencia 18 Lovas se referían como “el millonario”, participó supuestamente en 2016 en una de esas fiestas en un chalet de la zona de Ayagaures, en el municipio de Mogán (sur de Gran Canaria). A este encuentro asistió también el procesado Hernández León. Aquel día, apunta el documento judicial, ninguno de ellos dudó en “satisfacer sus deseos sexuales”. Y lo hicieron “con pleno conocimiento de que la víctima 1 y la víctima 17 eran menores de edad o, al menos, actuando con total indiferencia ante la posibilidad de que lo fueran a pesar de que su apariencia adolescente así lo indicaba, con total desprecio por la indemnidad sexual de dichas menores”.

Según el relato judicial, los dos adultos se encontraban desnudos en la piscina del chalé, donde “miraban los cuerpos desnudos de todas las jóvenes, las tocaban y daban besos mientras elegían quién o quiénes serían conducidas posteriormente a los dormitorios interiores para mantener relaciones sexuales”.

La víctima 17 se sintió “muy angustiada porque no quería mantener relaciones sexuales”. Así se lo transmitió a la otra menor, “quien le contestó que el mejor remedio era beber alcohol para pasar el rato mejor”. Fue entonces cuando Hernández, siempre según el auto judicial, “comenzó a tocar y besar a la víctima 17 hasta el punto de querer penetrarla, siendo así que la menor no quería”, procediendo entonces la víctima 1 “a interponerse para ser ella la penetrada vaginalmente”. Mientras tanto, “y también en la piscina”, López “recibió una felación de dicha menor”.

Lopesan Hotel Group inició su actividad en el año 1972, focalizada en un principio en la obra pública. Con el paso de los años, comenzó un proceso de diversificación que lo ha llevado a convertirse en la firma turística canaria más importante del archipiélago y una de las 10 primeras de toda España. Cuenta con más de 15.000 camas en 20 hoteles distribuidos en Gran Canaria, Fuerteventura, Alemania, Austria y República Dominicana. Su plantilla supera los 4.000 trabajadores.

Fuente: El País

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.