Aproximadamente 10.000 niños al día pierden al menos a uno de sus padres en el mundo debido a crisis como catástrofes naturales, conflictos armados, guerras y la migración, mientras que el número de huérfanos registrados sobrepasó los 140 millones, según informes de diversas organizaciones internacionales publicados con motivo del Día Mundial de las Madres y los Padres.

Una de las causas por la que 10.000 niños pierden la vida a diario en el mundo es la pobreza y el hambre, según el informe del Centro de Investigaciones Sociales y Humanas (INSAMER) de la Fundación de Ayuda Humanitaria de Derechos Humanos y Libertades (IHH) de Turquía.

Las catástrofes naturales figuran como la principal causa por la que los niños quedan huérfanos. En los últimos 20 años, cientos de miles de niños han quedado huérfanos y sin protección.

Solo en 2018, decenas de miles de niños perdieron al menos a uno de sus padres en diversos conflictos y guerras, la mayoría en países musulmanes.

En Siria, 9,2 millones de menores de 18 años necesitan de ayuda humanitaria, mientras que cerca de un millón han quedado huérfanos.

Muslim Global Relief (MGR) calcula que el número de huérfanos en todo el mundo podría alcanzar los 400 millones, contando aquellos no registrados oficialmente como tales y aquellos sin partida de nacimiento.

En África, Nigeria resalta con 17,5 millones de huérfanos necesitados de ayuda humanitaria, de los cuales 2,5 quedaron huérfanos debido al SIDA, según el informe de Management Sciences for Health (MSH).

En Etiopía, seis millones de huérfanos luchan por mantenerse vivos, mientras que el SIDA es la principal causa de la orfandad del 44% de los niños menores de 14 años.

En Uganda, 2,9 millones de niños han perdido al menos a uno de sus padres por culpa de esta enfermedad; en Kenia, un millón y en Sierra Leona 310.000 niños han perdido al menos a uno de sus padres por la enfermedad. En el mundo, esta cifra asciende a 13 millones de niños.

Según el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), alrededor de 300.000 niños son utilizados como soldados en más de 30 países.

Al menos 218 millones de niños entre cinco y 17 años de edad en el mundo son trabajadores, de los cuales 73 millones trabajan en labores forzosas, según la Organización Internacional del Trabajo (OIT) de las Naciones Unidas.

En 2016, Europol informó que 63.000 niños sin acompañantes habían entrado en territorio europeo, la mayoría de ellos sirios y afganos, y que unos 10.000 se habían perdido en Europa.

Según Missing Children in Europe, entre 2014 y 2017, el número de niños migrantes perdidos en Europa alcanzó los 30.000. Así mismo, en los últimos cinco años, 200.000 niños sin acompañantes han llegado a Europa, la mayoría de Afganistán, Siria y Eritrea, de los cuales 700 perdieron la vida durante el camino.

Entre 2019 y lo que va de 2021, 18.291 de estos niños se perdieron, según datos oficiales. Una gran parte de estos niños acaba en manos de las organizaciones delincuenciales y traficantes de seres humanos.

Fuente: AA

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here