• Los correos electrónicos destapan una supuesta trama de corrupción en Ucrania y China que implican al hijo de Joe Biden, a su padre y otros familiares

  • Entre los correos también hay fotografías y vídeos de Hunter Biden fumando crack y practicando sexo

  • Trump exige a Joe Biden que revele “de inmediato” la documentación relacionada con el supuesto tráfico de influencias

El periódico estadounidense New York Post ha sacado a la luz una serie de correos electrónicos que destapan una supuesta trama de corrupción en la que se ven envueltos el hijo del aspirante demócrata a la Casa Blanca, Hunter Biden, y el propio Joe Biden, en relación con la polémica empresa ucraniana productora de gas natural, Burisma Holdings, investigada por corrupción y fraude.

En los correos electrónicos publicados, se puede leer: “Estimado Hunter, gracias por invitarme a (Washington) DC y darme la oportunidad de conocer a su padre y pasar un tiempo juntos. Es realmente un honor y un placer”, escribió el asesor de la junta de Burisma, Vadym Pozharskiy, a Hunter Biden el 17 de abril de 2015.

Un correo electrónico anterior, de mayo de 2014, también muestra a Pozharskyi, pidiéndole a Hunter “consejo sobre cómo podría usar su influencia” en nombre de la compañía, ha publicado en NYP.

En aquellos años, Hunter Biden estuvo trabajando para la empresa ucraniana de explotación y producción de energía como miembro de la junta directiva (2014-2019), mientras su padre ocupaba el puesto de vicepresidente durante la administración de Barack Obama. En el año 2015, cabe recordar, que Joe Biden, junto a la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional (FMI), presionó para obtener la renuncia del fiscal que estaba investigando a Burisma por corrupción, Victor Shokin, acusándolo de hacer la vista gorda ante los problemas (de corrupción) en Ucrania.

El FMI también amenazó con retener 40 mil millones de dólares a Ucrania si no eliminaba a Shokin, quien finalmente fue despedido en marzo de 2016 cuando su investigación sobre Burisma ya había estado inactiva durante un tiempo.

La presión ejercida por Biden para el despido del fiscal, fue denunciada por los republicanos cuatro años más tarde, en 2019. Pero desembocó en un proceso de «impeachment» al que se tuvo que enfrentar Donald Trump por supuestamente haber intentado explotar lo que muchos consideran uno de los puntos más débiles de Joe Biden: su hijo, Hunter Biden.

El escándalo surgió a raíz de que un informante de los servicios de inteligencia denunciara que Trump intentó presionar al presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, para que investigara los negocios de Hunter en el sector energético del país europeo.

Joe Biden por su parte, negó los hechos, declarando el 21 de diciembre de ese año: “Nunca he hablado con mi hijo sobre sus negocios en el extranjero (…) Trump está usando un abuso de poder y cada elemento de la presidencia para tratar de difamarme”. Posteriormente, Biden aseguró en repetidas ocasiones que nunca hubo un conflicto de intereses o irregularidades que los involucrara con Burisma.

Hunter se unió a la junta de Burisma en 2014 y sirvió un mandato de cinco años, pero supuestamente nunca visitó Ucrania por negocios de la empresa en ese momento.

Sin embargo, la publicación del NYP vuelve a sacar a la palestra el caso, poniendo en entredicho las declaraciones del candidato demócrata a la presidencia. No obstante, el diario no confirma si Biden llegó a conocer a Pozharsky, ni que Hunter hablara con su padre sobre la reunión a la que hace alusión.

El dueño de una tienda de arreglos de ordenadores alerta al FBI

Los correros electrónicos aparecieron en un ordenador portátil que fue entregado en un taller de reparaciones en el estado natal de Biden, Delaware, en abril de 2019: “El cliente que trajo el MacBook Pro dañado por el agua para su reparación, nunca pagó por el servicio, ni recuperó el ordenador ni el disco duro en el que estaba almacenado su contenido, según el propietario de la tienda, quien dijo que intentó repetidamente comunicarse con el cliente”, relata en NYP en su diario.

“El dueño de la tienda no pudo identificar al cliente como Hunter Biden, pero dijo que el ordenador portátil tenía una pegatina de la Fundación Beau Biden, que lleva el nombre del difunto hermano de Hunter y ex fiscal general de Delaware”, continúa diciendo el periódico en su publicación.

El dueño de la tienda alertó al FBI del material que contenía el ordenador. Las fotos de una citación judicial federal de Delaware entregadas al New York Post muestran que tanto la computadora como el disco duro fueron confiscados por agentes federales en diciembre de 2019, según informó el periódico. Pero antes de entregarlo a las autoridades, el dueño del taller se quedó con una copia y se la dio a Robert Costello, abogado del ex alcalde Rudy Giuliani, quien entregó el material extraído al NYP, después de que el ex asesor de Trump, Steve Bannon revelara su existencia.

Con respecto a la presunta trama de corrupción que implica a Joe Biden y a su hijo, la campaña del líder demócrata negó todo el informe publicado por el periódico estadounidense: “Hemos revisado los horarios oficiales de Joe Biden desde el momento y ninguna reunión, como alega el New York Post, se llevó a cabo”, dijo el portavoz de la campaña Andrew Bates en un comunicado.

Los correos electrónicos revelados ahora, son, según el abogado Costelló, una pequeña muestra de los cerca de 40.000 mensajes -además de miles de mensajes de texto-, que se encontraron en el disco duro de un ordenador portátil que presuntamente pertenece a Hunter Biden.

La otra supuesta trama de corrupción con China

Un día después de que el New York Post revelara los correos electrónicos relacionados con Hunter Biden y Joe Biden implicándolos en la supuesta trama de corrupción con Ucrania, al día siguiente el periódico publicó otros mensajes que involucran a Hunter Biden en otra maniobra presuntamente corrupta con China.

Supuestamente, Hunter trató de llegar a acuerdos lucrativos con la compañía de energía privada más grande de China, quedando reflejado en un mail un texto que dice que “sería interesante para mí y mi familia”.

Con el asunto “Expectativas”, un correo electrónico enviado a Biden en 13 de mayo de 2017, se incluyen detalles de “paquetes de remuneración” para seis personas involucradas en una empresa comercial no especificada.

Sin embargo, Hunter Biden fue identificado como “Presidente/Vicepresidente dependiendo del acuerdo con CETC”, lo que podría deducirse como una referencia que involucra al antiguo conglomerado CEFC China Energy Co. con sede en Shanghái.

Según los correos publicados en el NYP, el salario de Biden se fijó en “850” y añade que “Hunter tiene algunas expectativas de negocio que explicará”. También se describe en su contenido un “acuerdo provisional” según el cual el 80% del “capital”, o acciones de la nueva empresa, se dividiría en partes iguales entre cuatro personas cuyas iniciales corresponden al remitente y tres destinatarios, con “H”, pudiendo referirse aparentemente a Hunter Biden.

 

El autor del correo electrónico, James Gilliar, de la firma de la consultora internacional J2cR, también señaló: “Me complace plantearle cualquier detalle a Zang si hay deficiencias”. Igualmente se podría llegar a la conclusión de que se refiere a Zang Jian Jun, el ex director ejecutivo de CEFC China.

Otro correo electrónico supuestamente enviado por Hunter Biden del 2 de agosto de 2017, como parte de una cadena de mensajes, hacía referencia a un acuerdo que alcanzó con el entonces presidente de CEFC, Ye Jianming, por la mitad de la propiedad de un holding que se esperaba que le proporcionara a Biden más de 10 millones de dólares al año: “El presidente cambió ese acuerdo después de haber estado en Miami con un arreglo mucho más duradero y lucrativo para crear una sociedad de cartera en un 50% de mi propiedad y 50% de propiedad de él”, escribió Biden, según el NYP.

En otro mail escrito por Biden a Ye, los términos del contrato de tres años con CEFC mejoraron, quedando reflejado que esta cantidad sería remunerada “sólo por las presentaciones”, continúa en su relato en NYP.

El diario estadounidense publica también una foto fechada el 1 de agosto de 2017 muestra un diagrama de flujo escrito a mano de la propiedad de «Hudson West» dividido 50/50 entre dos entidades controladas en última instancia por Hunter Biden y alguien identificado como «Presidente», escribió en NYP.

Gastos por más de 100.000 dólares en tarjetas de crédito utilizadas por Hunter Biden y otros familiares

De ser cierta toda la información que publica el periódico, esta conectaría directamente con informe redactado el pasado mes de septiembre por los senadores republicanos Ron Johnson (Representante de Wisconsin) y Chuck Grassley (Representante de Iowa). El documento concierne a los tratos comerciales de Biden en el extranjero y refleja que una empresa llamada Hudson West III abrió una línea de crédito en septiembre de 2017.

Las tarjetas de crédito fueron utilizadas por Hunter, su tío James Biden y la mujer de este, Sara Biden, para comprar artículos extravagantes por valor de más de 100.000 dólares incluidos billetes de avión y varios artículos en tiendas, farmacias, hoteles, restaurantes y establecimientos de Apple Inc.”, decía el informe.

Luego, continúa dicho informe, “la compañía se disolvió añadiendo que el bufete de abogados de Hunter Biden, Owasco PC, era uno de los dos propietarios”, relata el NYP.

Fotografías y vídeos de contenido sexual y consumiendo drogas: el otro escándalo

Pero más allá de los correos, en el disco duro del ordenador ha aparecido también material de otra índole, al contener fotografías de Hunter supuestamente fumando crack mientras participa en un acto sexual con una mujer en un vídeo de 11 minutos de duración.

El NYP publicó cuatro fotos del hijo de Joe Biden con el torso desnudo, en una bañera y otra en la cama, donde se le ve fumando un cigarrillo. En otra fotografía, Hunter parece tener en los labios una pipa similar a las que se usan para fumar crack o marihuana.

Sabido son los problemas que Hunter Biden tuvo en el pasado con las drogas, quien en su momento admitió haber consumido cocaína, por lo que fue dado de baja en la reserva de la Marina de los EEUU en 2014. Hunter ha pasado por varios centros de rehabilitación.

De hecho, en el primer debate electoral presidencial (y único por el momento) que se llevó a cabo el pasado 29 de septiembre, Joe Biden respondió en diversas ocasiones a los ataques que hizo Trump sobre su hijo. El presidente sacó a relucir los problemas que Hunter Biden había tenido por su adicción a las drogas, a lo que Joe Biden respondió: «Mi hijo tuvo un problema con las drogas, pero lo superó y estoy orgulloso de él».

A sus 50 años, Hunter arrastra un pasado cargado de tragedias, adicciones y sospechas de tráfico de influencia. La prensa estadounidense en más de una ocasión ha señalado estos elementos como uno de los mayores peligros a los que se enfrenta la campaña electoral de su padre para arrebatar la presidencia a Donald Trump.

La reacción del mandatario republicano no es ha hecho esperar. Durante un mitin de campaña en Iowa celebrado el miércoles, Trump exigió que el candidato demócrata revele “de inmediato” toda la documentación relacionada con el supuesto tráfico de influencias en el que habría incurrido su hijo, y sugirió que las alegaciones de corrupción deberían retirarlo de la carrera presidencial.

El Senado cita a los responsables de Facebook y Twitter por bloquear la publicación del NYP

Tras la publicación del artículo New York Post, sobre la supuesta trama de corrupción de Biden con Ucrania, las plataformas digitales de Facebook y Twitter restringieron su difusión por considerarla elegible para la verificación de datos.

Facebook por su parte, limitó el alcance en su red social. Twitter fue más allá y prohibió directamente los enlaces relacionados con la publicación, citando una política contra la publicación de información pirateada, y alegando que el artículo viola su política interna contra la publicación de material digital robado, dado que los contenidos del ordenador se habrían logrado sin el consentimiento de su supuesto dueño, Hunter Biden.

“Si bien no voy a vincular intencionalmente al New York Post, quiero dejar claro que esta historia es elegible para ser verificada por los socios externos de verificación de datos de Facebook”, tuiteó Andy Stone, portavoz de Facebook. “Mientras tanto, estamos reduciendo su distribución en nuestra plataforma”.

El presidente Donald Trump recurrió a la que ha sido considerada siempre a su red favorita, para criticar las decisiones de los responsables de las dos redes sociales.

En un tuit, el mandatario pidió la derogación de la Sección 230 de la Ley de Decencia en las Comunicaciones, que protege a las empresas tecnológicas de la responsabilidad sobre el contenido publicado por los usuarios en sus servicios en línea y les permite moderarlo.

“Tan terrible que Facebook y Twitter eliminaron la historia de los correos electrónicos de ‘Pistola humeante’ (`prueba irrefutable´) relacionados con Sleepy Joe Biden (Joe Biden adormecido) y su hijo, Hunter, en @NYPost”, escribió Trump. “Es solo el comienzo para ellos. No hay nada peor que un político corrupto. ¡¡¡DEROGACIÓN DE LA SECCIÓN 230!!!”

Pero la polémica no ha quedado ahí. El Senado de los Estados Unidos, controlado por mayoría republicana, ha anunciado que citará el los próximos días al director ejecutivo de Twitter, Kack Dorsey, al considerar que la red social ha utilizado “su poder corporativo” para “encubrir” al hijo del candidato a la presidencia, Joe Biden.

En unas declaraciones realizadas a la cadena Fox, el senador republicano Ted Cruz, criticó la actitud de Facebook y Twitter y acusó a gigantes digitales de estar «interfiriendo en estas elecciones», además de estar «censurando a la prensa» lo que supone «una violación directa de los principios de la Primera Enmienda».

Cruz intentó también compartir otra publicación escrita en el NYP acerca de un supuesto acuerdo comercial entre Hunter Biden y China, pero su tuit fue censurado en la red.

“Increíble… HOY, bloqueando enlaces a OTRA historia del NYPost alegando que Hunter Biden vendió el acceso a la China comunista por millones. Intenté compartir esa historia. Aquí está la respuesta de Twitter «.

blockquote class=»twitter-tweet»>

Unbelievable. Yesterday, @twitter blocks links to @nypost story alleging Joe Biden corruption on China.

TODAY, blocking links to ANOTHER NYPost story alleging Hunter Biden sold access to communist China for millions. I just tried to share that story. Here’s Twitter’s response 👇 pic.twitter.com/NZpw4gmcb2

— Ted Cruz (@tedcruz)October 15, 2020

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here