El ingreso hospitalario provocado por un trastorno alimenticio grave de una menor ha destapado un caso de abusos sexuales en el municipio de La Fueva, en la comarca del Sobrarbe. El sospechoso, un vecino del mismo, de 56 años, fue arrestado después de que tres jóvenes lo denunciaran y este jueves ha ingresado en la cárcel de Zuera tras así decretarlo el titular del Juzgado de Instrucción y Primera Instancia de Boltaña.

La investigación desarrollada por el Equipo Mujer y Menor (Emume) de la Guardia Civil de Huesca ha puesto de relieve la impunidad con la que obraba el sospechoso, ya que el origen de este caso parte de varios años atrás cuando dos de las víctimas que ahora son mayores de edad, pero que en el momento de los hechos tenían menos de 16 años.

El modus operandi era el de proponer a las menores de la localidad oscense para ver jabalíes por la noche durante el verano aprovechando la relación de confianza que tenía con sus familias. Según pudo saber EL PERIÓDICO, el traslado a las zonas del monte se realizaba en su todoterreno, distribuyendo a los jóvenes adultos en la parte trasera y en el copiloto a las menores. Era en ese momento, durante el viaje, cuando realizaba tocamientos por diversas partes del cuerpo. Estas mismas fuentes rechazan agresiones sexuales.

El abuso de superioridad con las víctimas y de confianza con los padres hizo que los episodios de violencia sexual quedaran durante varios años ocultos, si bien el ingreso de una de las víctimas en el hospital universitario Miguel Servet de la capital aragonesa y su atención psicológica activó los protocolos ante la posibilidad de un caso de abusos sexuales que se pusieron en conocimiento de la Guardia Civil y que se saldó con el arresto del presunto autor hace dos días.

Fuente: El Periódico de Aragón

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here