• 29 junio, 2022 2:24 pm

El Govern balear permitió que una menor tutelada visitara a su madre pese a saber que la prostituía

La trágica historia de María (nombre ficticio), una menor balear tutelada por el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS) en sus centros, está siendo desvelada estos días por OKDIARIO. Fue separada de su madre y su padre a muy corta edad, pero cada vez que el Centro de Menores la dejaba salir para ver a su madre ésta aprovechaba para prostituirla sin que ella lo supiera y así sufragarse la adicción que padece.

El testimonio lo ha desvelado su madrastra, Conchita (nombre ficticio), y consta por escrito en un informe policial de 44 páginas presentado ante la Fiscalía de Palma de Mallorca por la Guardia Civil, encargada de buscar a María cuando se puso la denuncia de su desaparición, en agosto de 2021, a pesar de que el IMAS ya sabía donde se encontraba la menor desde noviembre de 2020 cuando la acompañaron a practicarse un aborto.

Conchita declaró el 27 de septiembre de 2021 y entre otras muchas cosas dijo que «la madre prostituyó a la niña, esto nos lo contaba ella. La tutora referente (IMAS) sabía esto, pero aun así consentían las visitas». La mujer mantuvo una relación sentimental durante años con Alberto (nombre ficticio), padre de María y mantenía contacto con la menor, por eso su testimonio para dar con el paradero de María era importante para los investigadores, ignorando que el IMAS conocía que la menor vivía con su novio en un piso de Palma. Durante otro momento de la declaración Conchita aseguró que «ella me dijo que no sabía que su madre cobraba por ella. Es lo único que me comentó, del centro no me comentó nada aunque el centro sí sabía lo que pasaba con la madre».

«La Semana Santa de 2009 vino con nosotros. El padre le pegó una vez con el plumero a la niña, pero nunca palizas. Estaba  bien cuidada, pero los Servicios Sociales me pidieron que fuera a verlos con la niña y dijera que la había pegado. Me negué», explicaba Conchita en su declaración y añadió que «desde los primeros contactos con el IMAS he observado una animadversión hacia el padre de la menor, que nunca ha sufrido malos tratos por parte de éste, si bien consta como víctima de violencia de género en algunos informes que utilizaron para la custodia de los menores».

La mujer explicó a los agentes con pelos y señales todo lo que sabía de las relaciones de la menor fuera del centro, de su novio y hasta el apodo por el que se conocía al joven. Esta testigo añadió en su declaración que incluso en una ocasión «estuvieron en una oficina con María, su novio y los padres de éste y no avisaron ni llamaron a la Guardia Civil, ni retiraron la denuncia, ni la llevaron al centro». Conchita también aseguró que se dirigió al IMAS: «Dije de poner a María en SOSDesaparecidos, me dijeron que no me metiese donde no me llaman. De esto hace muchos meses y me dijeron que no me pusiera en contacto con nadie».

María es una menor bajo la tutela del Gobierno de Baleares que estuvo fugada del centro de menores más de un año fue convencida de que debía abortar cuando tenía 16 años y acompañada a una clínica especializada en abortos en Palma de Mallorca por una técnico del IMAS (Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales) bajo cuya tutela estaba en noviembre de 2020, tal y como consta en un completo informe policial a cuyo contenido ha tenido acceso OKDIARIO y que fue entregado en la Fiscalía de Baleares el pasado 20 de agosto de 2021 y ampliado en octubre con la inclusión de nuevas testificales, entre ellas las de su madrastra que ahora relata OKDIARIO.

Fuente: Ok Diario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.