El magnate estadounidense George Soros es una de las principales amenazas para España, según el Centro Nacional de Inteligencia (CNI). Este millonario americano es propietario de un amplio entramado empresarial y de varias organizaciones no gubernamentales con las que, según el profesor de la Universidad Complutense Juan Antonio de Castro, ha injerido en la vida política y económica de varios países, entre los que está España. Su presunta responsabilidad con las oleadas de inmigración ilegal en los países del sur de Europa y su trato a través de sus ONG con el independentismo catalán le han valido un puesto en la lista de principales amenazas del CNI, tal y como ha podido saber MONCLOA.COM.

La revista Forbes sitúa a Soros como la 60ª persona más rica del mundo. Su fortuna de aproximadamente 8.300 millones de dólares inyecta dinero en varias asociaciones que son presuntamente responsables de desestabilizar países como España. Al menos así lo ve el profesor universitario y doctor en Economía Juan Antonio de Castro, coautor del libro Soros. Rompiendo España, quien considera que las actuaciones del magnate han contribuido a acabar con la sociedad civil.

Si se conoce por algo a George Soros es por haber tumbado la libra esterlina en 1992. Pero de Castro en su libro va mucho más lejos y ha relacionado el entramado societario de Soros con la crisis catalana y con la inmigración ilegal en el sur de Europa. El magnate de origen húngaro tiene una herramienta de miles de millones que utiliza para desestabilizar países, según el profesor. A través de la conocida como Open Society Foundation, una sociedad a la que Soros ha destinado ya 18.000 millones de dólares, Soros ha financiado movimientos, revoluciones y causas supuestamente humanitarias que han llevado a varios países a afrontar diferentes crisis.

Pero de Castro no es el único experto que ha relacionado a Soros con algunas crisis de Gobierno. La investigadora italiana Francesca Totolo también ha sido capaz de asociar a Soros con la inmigración irregular de su país. Al menos con las ONG que rescatan inmigrantes en alta mar y los llevan a suelo europeo. Según las consideraciones de Totolo, más de 40 organizaciones no gubernamentales de este tipo están directamente financiadas por la Open Society Foundation de Soros.

Lo que para muchos puede ser una labor filantrópica, para otros no lo es tanto. Al igual que Soros financia ONG en el Mediterráneo, también está relacionado con asociaciones que promueven el independentismo, con las conocidas como revoluciones de color, como las sucedidas en Ucrania y otros países, o con presuntas iniciativas que pretenden combatir las fake news y que no hacen más que fomentarlas, según de Castro.

El entramado de Soros es tan amplio que su impacto en los países puede ser determinante. Su peso en la crisis catalana está más que demostrado. Soros ha inyectado directamente recursos para fomentar el sentimiento independentista en Cataluña, según asegura de Castro en su libro. Algo que no sorprende a otros, ya que su relación con las revoluciones del siglo XXI es algo que planea sobre sobre la figura del estadounidense.

Para el CNI, Soros es una amenaza considerable, pues está entre las diez primeras. El hecho de que presuntamente haya financiado ONG que facilitan la inmigración ilegal y que haya apoyado al independentismo catalán no son los únicos puntos que han llevado al Centro Nacional de Inteligencia a vigilar las acciones del magnate. También la batalla contra la desinformación ha llevado a Soros a acoger en su seno a miembros del Gobierno y personas muy representativas de España, tal y como asegura de Castro; especialmente a través de un proyecto llamado Integrity Iniciative, con el cual se pretende combatir las fake news, pero que, según algunos emails filtrados por Anonymus, no ha hecho más que fomentarlas.

La revista Forbes sitúa a Soros como la 60ª persona más rica del mundo. Su fortuna de aproximadamente 8.300 millones de dólares inyecta dinero en varias asociaciones que son presuntamente responsables de desestabilizar países como España. Al menos así lo ve el profesor universitario y doctor en Economía Juan Antonio de Castro, coautor del libro Soros. Rompiendo España, quien considera que las actuaciones del magnate han contribuido a acabar con la sociedad civil.

Si se conoce por algo a George Soros es por haber tumbado la libra esterlina en 1992. Pero de Castro en su libro va mucho más lejos y ha relacionado el entramado societario de Soros con la crisis catalana y con la inmigración ilegal en el sur de Europa. El magnate de origen húngaro tiene una herramienta de miles de millones que utiliza para desestabilizar países, según el profesor. A través de la conocida como Open Society Foundation, una sociedad a la que Soros ha destinado ya 18.000 millones de dólares, Soros ha financiado movimientos, revoluciones y causas supuestamente humanitarias que han llevado a varios países a afrontar diferentes crisis.

Pero de Castro no es el único experto que ha relacionado a Soros con algunas crisis de Gobierno. La investigadora italiana Francesca Totolo también ha sido capaz de asociar a Soros con la inmigración irregular de su país. Al menos con las ONG que rescatan inmigrantes en alta mar y los llevan a suelo europeo. Según las consideraciones de Totolo, más de 40 organizaciones no gubernamentales de este tipo están directamente financiadas por la Open Society Foundation de Soros.

Lo que para muchos puede ser una labor filantrópica, para otros no lo es tanto. Al igual que Soros financia ONG en el Mediterráneo, también está relacionado con asociaciones que promueven el independentismo, con las conocidas como revoluciones de color, como las sucedidas en Ucrania y otros países, o con presuntas iniciativas que pretenden combatir las fake news y que no hacen más que fomentarlas, según de Castro.

El entramado de Soros es tan amplio que su impacto en los países puede ser determinante. Su peso en la crisis catalana está más que demostrado. Soros ha inyectado directamente recursos para fomentar el sentimiento independentista en Cataluña, según asegura de Castro en su libro. Algo que no sorprende a otros, ya que su relación con las revoluciones del siglo XXI es algo que planea sobre sobre la figura del estadounidense.

Para el CNI, Soros es una amenaza considerable, pues está entre las diez primeras. El hecho de que presuntamente haya financiado ONG que facilitan la inmigración ilegal y que haya apoyado al independentismo catalán no son los únicos puntos que han llevado al Centro Nacional de Inteligencia a vigilar las acciones del magnate. También la batalla contra la desinformación ha llevado a Soros a acoger en su seno a miembros del Gobierno y personas muy representativas de España, tal y como asegura de Castro; especialmente a través de un proyecto llamado Integrity Iniciative, con el cual se pretende combatir las fake news, pero que, según algunos emails filtrados por Anonymus, no ha hecho más que fomentarlas.

Fuente: Moncloa.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here