Los periodistas no podrán recorrer los centros de detención de migrantes que albergan a menores cerca de la frontera de Estados Unidos y México debido a la pandemia de COVID-19, según un portavoz de la Administración de Salud y Servicios Humanos para Niños y Familias esta semana.

La Daily Caller News Foundation informó en exclusiva el lunes que los miembros de los medios de comunicación no podrán visitar las instalaciones de Carrizo Spring para menores no acompañados que se abrieron recientemente en Texas.

«La Oficina de Reasentamiento de Refugiados (ORR) no está organizando recorridos de los medios de comunicación de las instalaciones de niños no acompañados (UC) debido a la pandemia de COVID-19», dijo un portavoz de ACF al Daily Caller. «Si se reanudan las visitas a los medios, enviaremos un aviso a los medios».

Durante una sesión informativa en la Casa Blanca el lunes, el secretario del Departamento de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, dijo que investigaría por qué a un reportero de ABC News le dijeron que la pandemia de COVID-19 le impedía tener acceso a las instalaciones para migrantes en Texas.

“Estoy feliz de ver eso, le debo a mi gente entender la situación y las razones por las que se negó el acceso”, dijo Mayorkas. “Permítanme compartir con ustedes lo que le comunico a la fuerza laboral y lo dejaremos así porque está al servicio de la apertura y la transparencia. No te acobardes ante las críticas, trabaja muy duro para no merecerlas «.

El Wall Street Journal informó que Carrizo Springs, una empresa privada, no está obligada a seguir los estándares de las instalaciones del gobierno, lo que genera preguntas y críticas por parte de los activistas de inmigración.

Inaugurada originalmente en junio de 2019, la administración Trump cerró las instalaciones después de las críticas, pero la administración del presidente Joe Biden ha reabierto Carrizo Springs para ayudar a manejar la afluencia de niños en la frontera sur.

Según el Journal, el Departamento de Salud y Servicios Humanos se negó a abordar cualquier cambio realizado bajo la administración de Biden, o cómo los migrantes serían tratados de manera diferente.

Los niños en la instalación son migrantes menores de 18 años que cruzaron la frontera sin la compañía de un padre o tutor legal. Las edades de los migrantes van desde niños pequeños hasta adolescentes, y a menudo viajan con hermanos mayores o parientes que también son menores de edad, informó el Journal.

La administración de Biden se enfrenta a un aumento de niños que cruzan la frontera ilegalmente . En enero, 5.707 niños no acompañados llegaron a la frontera, frente a los 4.855 de diciembre. La capacidad del gobierno en la red de refugios para niños es limitada, con los refugios llenos en un 93 por ciento al 19 de febrero.

La nueva administración ha implementado cambios radicales en la policía de inmigración desde que Biden asumió el cargo el 20 de enero, incluido el fin de la construcción del muro fronterizo de Trump y la declaración de emergencia , la introducción de un camino hacia la ciudadanía para 11 millones de inmigrantes ilegales y la creación de nuevas reglas que protegen a muchos inmigrantes ilegales de la deportación. .

Fuente: American Military News

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here