El Juzgado de Instrucción nº 3 de Elche ha ordenado como medida cautelar a un profesor de judo el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza por posibles delitos continuados de abusos sexuales y exhibicionismo. Las víctimas, según fuentes policiales, son once menores que tenían entre 8 y 13 años en el momento en el que ocurrieron los hechos.

PUBLICIDAD

El monitor de 60 años fue detenido por primera vez en julio, tras la denuncia de una menor ante la Policía Nacional, quedando en libertad provisional. En agosto llegó una segunda denuncia y la policía realizó nuevas investigaciones que concluyeron con la localización de once víctimas. Por este motivo, los agentes detuvieron de nuevo al profesor el 6 de septiembre.

Delitos continuados

Según relatan las víctimas, sufrieron tocamientos de manera continuada cuando asistían a las clases en el gimnasio. Además, una de las denunciantes asegura que el profesor le obligó a masturbarse en una ocasión. También, el monitor les enseñaba el pene y tenía otro tipo de actuaciones que son propias de conductas de exhibicionismo.

Dos de las once denunciantes se encuentran todavía en tratamiento psicológico por trastornos de conducta por los abusos sufridos. Los abusos se producían en el gimnasio del barrio de Carrús, en las clases de Judo y Artes Marciales. Un centro deportivo que era del profesor denunciado y detenido que ahora ya se encuentra cerrado.

PUBLICIDAD

Indicios suficientes

El profesor ingresó en prisión el 8 de septiembre negando los hechos relatados por las víctimas. Pese a ello, el juzgado rechazó su puesta en libertad provisional, manteniéndole en el centro penitenciario de Fontcalent de manera provisional, comunicada y sin fianza. Según las primeras investigaciones, existen indicios racionales de nueve delitos continuados de abuso sexual a menor, un delito de abuso sexual a menor y otro delito de exhibicionismo.

Fuente: Nius Diario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here