Agentes de la Policía Nacional han detenido a 20 personas dedicadas al tráfico ilegal de personas en embarcaciones entre el norte de África y España. Los detenidos pertenecían a un clan conocido de la zona y se les considera responsables de un naufragio sucedido el pasado mes de febrero en el que fallecieron cuatro personas.

Sus víctimas, en su mayoría menores marroquíes, eran captados en Ceuta y trasladados a la península previo pago de 2.500 euros. En la operación, en la que han participado 150 policías nacionales de distintas especialidades además de la Europol, se realizaron siete entradas y registro. Se han incautado cinco armas de fuego, abundante munición, un GPS, 150 bidones que contenían 5.500 litros de combustible, tres embarcaciones, 1.380 libras esterlinas, 710 euros y diversa documentación.

La organización criminal de origen español operaba en la comarca del Campo de Gibraltar y captaba a sus víctimas en Ceuta y ciudades marroquíes de alrededores y estaban especializados en el tráfico ilegal de seres humanos.

Todos los detenidos eran considerados muy violentos ya que no dudaban en agredir o amenazar a sus víctimas con armas de fuego en caso de retrasos o impagos en los traslados. Además, se publicitaban en redes sociales a través de vídeos musicales donde alardeaban de su estilo de vida y mostraban las armas que poseían.

La mayoría de los traficados eran menores marroquíes que pagaban 2.500 euros para acceder a la península en embarcaciones con capacidad de siete a diez personas y se les considera responsables de un naufragio sucedido el pasado mes de febrero en el que fallecieron cuatro personas. Se han producido 13 detenciones en la provincia de Cádiz y siete en Ceuta, todos ellos por tráfico ilegal de seres humanos. Siete de los detenidos ya han ingresado en prisión.

La detención se produce en un momento en que la inmigración ilegal vive un pico de actividad, especialmente en la ruta canaria. Precisamente este domingo salvamento marítimo ha rescatado a 23 varones subsaharianos del cayuco a la deriva localizado en a unas 120 millas náuticas -unos 222 kilómetros- al sur de la isla de El Hierro, entre los que hay cuatro muertos, tres migrantes graves, 14 en estado moderado y dos leves que han sido evacuados a diferentes hospitales de Tenerife.

Fue un pesquero el que alertó al Centro de Salvamento de Tenerife del avistamiento de un cayuco al sur de la isla, matizando que se veía a los ocupantes muy fatigados y que algunos de ellos parecía que no se movían.

Fuente: El Español

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here