La policía alemana ha desarticulado una de las mayores redes de pedofilia en línea de la historia, con más de 1.600 sospechosos identificados de haber participado en violaciones y torturas de niños.

Aunque la mayoría de los pedófilos procedían de todo el país, los expertos forenses digitales habían señalado a personas de Estados Unidos, Austria, Suiza y Francia como sospechosas de poseer o compartir imágenes de abusos sexuales a menores en los grupos de chat en línea.

Según un comunicado de la policía bávara, los sospechosos estaban siendo evaluados en el marco de «dos juicios a gran escala» que están preparando la policía y la fiscalía para reprimir la pedofilia en el país.

Si son declarados culpables, todos los sospechosos se enfrentarían a una pena de prisión «no inferior a un año».

Los agentes de policía de la ciudad bávara de Amberg habían dado con los chats en línea tras encontrar un anuncio a principios de marzo. Los chats contenían vídeos e imágenes gráficas de actos sexuales con niños, adolescentes y animales.

Insinuando la magnitud de la investigación, que ha durado cinco meses, la policía de Amberg dijo que tenía «varios cientos de miles» de páginas de información sobre los sospechosos.

«La distribución de pornografía infantil y juvenil ha aumentado notablemente en los últimos años y es un área de interés para nosotros en muchas investigaciones», dijo Peter Krämer, jefe adjunto de investigaciones de la policía criminal en Amberg.

«Además de las personas con tendencias pedófilas, a menudo son los niños y los adolescentes los que comparten este tipo de material en los chats de grupo sin pensarlo, y que por lo tanto se exponen regularmente a ser perseguidos penalmente», añadió.

Los investigadores también advirtieron que incluso la pertenencia a esos chats de grupo sería motivo suficiente para ser procesado en Alemania, ya que apuntaba a la posibilidad de que una persona tuviera acceso a las fotos y vídeos o poseyera copias de los mismos en sus dispositivos.

«Por eso nuestro llamamiento se dirige especialmente a los padres para que sensibilicen a sus hijos sobre este tema», dijo Krämer.

El comunicado señala que el uso temprano de los teléfonos inteligentes por parte de los niños pequeños ha abierto la posibilidad de que estén expuestos a estos contenidos ilegales.

A principios de año, las autoridades alemanas detuvieron a cuatro personas tras una redada en un club de la web oscura que tenía unos 400.000 usuarios.

Fuente: Tierra Pura

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here