Cinco participantes estadounidenses han experimentado importantes efectos secundarios después de recibir la inyección de la vacuna contra la COVID-19Tres han sido en el ensayo de Moderna, mientras que los otros dos en el de Pfizer.

Según informó la cadena norteamericana CNBC, presentaron fiebre alta, dolores corporales, de cabeza y agotamiento. Aunque por lo general desaparecían en un día, los voluntarios se sorprendieron de lo severos que eran.

Mejoría con Excedrin

«Si esto funciona, la gente tendrá que endurecerse. La primera dosis no es gran cosa. La segunda dosis definitivamente te dejará sin vida por el día», señaló al citado medio una de las participantes de Moderna, una mujer de Carolina del Norte de unos 50 años que se negó a ser identificada.

Asimismo, explicó que no experimentó fiebre, pero que tenía una fuerte migraña que le dejó agotada y con dificultades para concentrarse. Al día siguiente, se despertó sintiéndose mejor después de tomar el medicamento Excedrin.

«Mi esperanza es que esto funcione, pero también que la comunicación sobre los efectos secundarios sea buena», señaló. Además, agregó que es posible que Moderna deba decirle a la gente que se tome un día libre después de una segunda dosis.

40º C de fiebre

Otro de los participantes, un joven de Maryland de 20 años, tuvo fiebre alta después de recibir la dosis: «No estaba seguro de si necesitaba ir al hospital o no porque 40º C es bastante alto. Pero aparte de eso, ha estado bien», aseguró.

Luke Hutchinson, un hombre de 44 años de Utah, también formó parte de las pruebas de Moderna y se sintió mal durante un par de días después de que le administraran la primera inyección el 18 de agosto. Unas horas después de recibir la segunda el pasado 15 de septiembre, permaneció postrado en la cama con temblores, escalofríos, un terrible dolor de cabeza y falta de aire. Durante cinco horas, su temperatura estuvo por encima de los 37,7º C.

Por ello, comparó la experiencia, que duró 12 horas, con «síntomas similares» a los del coronavirus: «Siento que la gente debería saber que los efectos secundarios pueden ser graves, especialmente después de la segunda inyección», escribió en su perfil de Twitter.

Rompió parte de su diente

En cuanto al ensayo de Pfizer, los participantes mostraron una sintomatología similar. Uno de ellos subrayó que sufrió síntomas similares a los de la gripe tras la segunda dosis, que le dejó temblando con tanta fuerza que rompió parte de su diente: «Me dolía tan solo acostarme en la sábana».

El segundo voluntario era un médico de Baltimore, que sufrió una reacción «muy leve» a la primera inyección y aún no ha recibido la segunda, pero no descarta que otros experimenten síntomas más graves.

Así, Pfizer reconoció que «se puede esperar fiebre de corta duración, en su mayoría de gravedad leve a moderada, en una minoría de receptores. No se han identificado señales de seguridad en el estudio», aclaró Jerica Pitts, una portavoz de la compañía.

Fuente: AS

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here