La Asociación Marroquí de Derechos Humanos (AMDH) denunció hoy la detención y persecución judicial de una youtuber acusada de difamación tras publicar un vídeo en el que responsabiliza al Estado y al rey Mohamed VI de Marruecos de no luchar contra la prostitución y el turismo sexual en la ciudad turística de Marrakech.

En un comunicado, la filial de la AMDH en Marrakech señaló que la youtuber Jamila Saadan fue arrestada en su domicilio el pasado 27 de julio tras la publicación el mismo día de un vídeo en su canal en Youtube, conocido por el nombre de Oum bialf rajol («una madre que vale mil hombres»).

En el vídeo, de más de ocho minutos, Saadan critica a las jóvenes que se dirigen a Marrakech para dedicarse a la prostitución, acusa al Estado de proteger el turismo sexual, además de que cita los nombres del rey Mohamed VI, de su hermano Muley Rachid y de varios empresarios de la ciudad ocre como responsables de este fenómeno en la zona.

La youtuber comparecerá el próximo 23 de agosto ante el Tribunal de Primera Instancia de Marrakech acusada de «difamación» y de «insultar a instituciones organizadas, realizar y difundir acusaciones y hechos falsos con la intención de atentar contra la vida privada de las personas», según los cargos recogidos por el portal de los tribunales, mientras que su hijo está perseguido en libertad condicional en el mismo caso, acusado de complicidad por haber grabado el vídeo.

La AMDH pidió que se deje a la youtuber en libertad condicional, al mismo tiempo que subrayó que la Fiscalía marroquí «en lugar de arrestar a Saadan, debe abrir una investigación transparente sobre las alegaciones que aparecen en la grabación sobre el supuesto turismo sexual, pedofilia y tráfico de personas» en Marrakech.

Marrakech, una de las principales ciudades turísticas del continente africano, es conocida por la actividad de las redes de prostitución femenina y masculina. Un fenómeno tan conocido que dio lugar en 2015 a una película del realizador Nabil Ayouch titulada «Much loved», filmada en Marrakech y protagonizada por marroquíes, pero cuya difusión fue prohibida en el país magrebí por su lenguaje y sus escenas consideradas demasiado explícitas.

Fuente: Swiss Info

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here