El exgobernador del estado de Puebla acusado de ordenar la detención y tortura en contra de la periodista Lidya Cacho (2005), Mario Marín fue detenido al medio día de este miércoles por elementos de la Fiscalía General de la República (FGR) en lo que llamaron un operativo especial que se desarrolló en la colonia Cumbres de Figueroa, en casa de su hermana, en la zona de las Brisas en el puerto sureño.

La periodista, Lydia Cacho había evidenciado la red de pedofilia y de explotación sexual infantil de menores internacional en su trabajo periodístico, el libro: “Los demonios del Edén” la investigación periodística señala el vínculo de corrupción y económico entre Marío Marín y empresarios como Kamel Nacif y Jean Saccar Kuri quienes sostenían la red de pedofilia desde México.

Luego de la revelación periodística la periodista, Lydia Cacho fue detenida extrajudicialmente por agentes ministeriales, amenazada y torturada por orden del entonces gobernador priísta, Mario Marín durante el secuestro entre Puebla y Quintana Roo.

Desde el poder, Mario Marín organizó y orquestó una campaña de desprestigio en contra de la periodista mexicana.

En 2018 el Comité de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en un pronunciamiento exigió al gobierno mexicano que se iniciaran proceso judiciales en contra de quien fuera el ejecutivo estatal de la entidad poblana.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador, reconoció los derechos de la periodista, con la premisa de justicia.

Esto se puede percibir como una pequeña sensación de justicia no sólo para la periodista, Lydia Cacho que ha luchado contra la impunidad, también para las mujeres periodistas que han sido víctimas en agresiones en donde el agresor en un 90 por ciento  es parte del sistema en la administración pública, de quienes están en el poder.

La lucha de Lydia Cacho es el emblema de la lucha por los derechos humanos de las mujeres periodistas en México.

Tras la detención fue trasladado a Cancún, Quintana Roo, por fin, luego de años de evadir la justicia en el país.

Fuente: Viva Voz

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here