Fue el 2 de diciembre de 2001 cuando Helena Jubany, de 27 años, fue asesinada en Sabadell. La mataron en un bloque de pisos del Eixample donde residían dos miembros de la Unió Excursionista de la ciudad, entidad de la que ella también era socia. Una instrucción judicial plagada de errores y omisiones llevó al sobreseimiento del caso cuatro años después, tras el suicidio en prisión de una de las sospechosas, Montserrat Careta. Su entonces pareja, Santiago Laiglesia, nunca llegó a ser detenido pese a ser imputado. Ahora, 19 años después, su entorno ha impulsado un manifiesto para reabrir el caso ya que no llegó a celebrarse el juicio. Una de sus impulsoras, Maria Argudo, subraya: “Queremos saber quién la asesinó y que se haga justicia”.

Tras el manifiesto, que ha superado las 13.000 adhesiones, han iniciado una recaudación de fondos –9.000 euros– para pagar los gastos que supondrá la reapertura de la investigación. “Una campaña de mecenazgo para sufragar peritajes de parte, que en su momento el juez instructor denegó, y que requerirá la contratación de profesionales. Queremos ayudar a la familia Jubany a aportar las pruebas necesarias para que se resuelva, finalmente, este crimen”, subraya Argudo.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here