Las quejas de varias mujeres sobre la excesiva inclinación hacia el contacto físico de Joe Biden, aspirante demócrata a candidato presidencial, han abierto un intenso debate en Estados Unidos. Al menos siete personas han hecho saber su incomodidad ante los acercamientos del político en actos públicos pero ninguna de ellas hace referencia a abusos sexuales. La discusión gira más en torno al respeto del espacio vital o el abuso de poder, sin apartar la cuestión de género, que también juega un papel importante.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here